Header Ads

Óscar Rivas | Rubalcaba, el faro que iluminará a España

Rubalcaba, ya lo sabéis, es más dialogante que Rajoy. También más eficaz. Y desde luego, más honesto, infinitamente más honesto –faltaría más- ; de ahí que acabe de arrancarle 3,3 puntos al PP. Así de bien, y de guapo ven los españoles al remozado exportavoz –llamadme Alfredo- desde que anunció su candidatura a la presidencia de España. Qué lucidez la suya. Y es que yo no lo hubiera expresado mejor. ¿Que no os lo tragáis? Pues no hay razón para desconfiar. Lo ha anunciado el CIS. Y ya se sabe: palabra del CIS, palabra de Dios. Amén.

Porque no sé qué opinaréis vosotros, pero a mí este organismo me procura tranquilidad, seguridad y… absoluta confianza. Esteréis de acuerdo conmigo en que, tal y como está el mundo, cada vez resulta más complicado encontrar voces veraces e independientes, que, antepongan el derecho del ciudadano a opinar libremente a la sumisión del poder. Comprobar que esta máxima se ha erigido en sagrado Mandamiento para el CIS desde su creación; que cada una de sus emisiones constituyen una oda a la verdad; y que, pese a las indudables presiones que recibe de arriba, mantiene inalterado su natural espíritu científico, es como para quitarse el sombrero.

Como botón de muestra, ahí tenemos su última encuesta: eficacia, diálogo y honestidad. Loables cualidades que solo podrían revestir a un gran hombre. Y Rubalcaba –llamadme Alfredo- lo es. ¿Eficaz? No lo hay mayor en la política española. Bien lo demostró cuando, en el cacareado caso Faisán, hizo ver a la policía del absurdo contrasentido que suponía perseguir a etarras, que más pronto que tarde, volverían a ocupar el lugar que les corresponde en las instituciones vascas. ¿Honestidad? Quedó evidenciada cuando, tras el luctuoso atentado del 11-M, en plena jornada de reflexión, previno a los españoles de lo equivocado que sería volver a votar al PP: “España no merece un gobierno que les mienta”. Cuánta razón tenía. Con el Gobierno de Zapatero, los españoles hemos comprendido el auténtico valor de aquellas palabras.

En cuánto diálogo, qué mejor botón de muestra que el que nos lo ha dado a propósito del Movimiento 15-M. Cualquier persona, sin duda, confundida por la artillería mediática de la derecha, pensaría que, en buena lógica, tras toda una vida mamando de las ubres del poder, la persona de Rubalcaba, debiera haber ocupado el centro de la diana de los indignados. Pero no. Rubalcaba, ha sabido con oportunidad sacarnos de nuestro error, acreditando cómo, lejos de ser un esbirro del poder, él es una víctima más. O sea, un indignado.

En definitiva, de qué manera tan magnífica el CIS, espejo de dignidad, ha reflejado el sentir nacional. Qué gozosa sabiduría la de nuestros compatriotas. Tras lustros de incompetencia gubernamental, reconforta saber que gracias a Rubalcaba en España volverá a brillar el Sol. Dicen que las elecciones tendrán lugar el 20-N. Qué casualidad. Mira que es listo este Alfredito. Además, claro está, de honesto, eficaz y dialogante.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.