publi

¿Recuerdan cuando los medios 'progres' y la casta política nos hablaban de lo buenísimas que eran las revoluciones en el mundo árabe? Pues bien, el tiempo da la razón a MinutoDigital una vez más. Tras aquellos movimientos 'pacíficos' se escondía el radicalismo islámico. Así lo han denunciado las más de mil personas que han tomado las calles de la capital tunecina para expresar su rechazo a la violencia religiosa, al considerar que es el germen del radicalismo islámico que se ha expandido por gran parte del continente africano en los últimos meses.

Entre los manifestantes había representantes de varios partidos laicistas, incluido Nejib Chebbi, uno de los políticos más influyentes del país magrebí. "Estamos aquí para decir que la diferencia no justifica el recurso a la violencia", ha indicado.

Además, también han participado miembros de organizaciones pro Derechos Humanos y distintos representantes de la sociedad civil. "Túnez libre, extremismo fuera" y "Libertad religiosa, libertad de pensamiento", rezaban algunas de las pancartas.

Esta manifestación se produce días después de que islamistas radicales atacaran un cine durante el estreno de la película 'No God, no Master' , de la directora Nadia el Fani, una crítica de las políticas islámicas.

Seis meses después del derrocamiento del presidente Zine al Abidine Ben Alí, la tensión entre islamistas y liberales ha ido en aumento. El partido islamista Ennahda se perfila como uno de los favoritos para las elecciones de octubre, algo que muchos tunecinos ven como una amenaza, ya que abogan por mantener la religión al margen del Estado.

Túnez: toman la calle para denunciar las políticas islámicas

¿Recuerdan cuando los medios 'progres' y la casta política nos hablaban de lo buenísimas que eran las revoluciones en el mundo árabe? Pues bien, el tiempo da la razón a MinutoDigital una vez más. Tras aquellos movimientos 'pacíficos' se escondía el radicalismo islámico. Así lo han denunciado las más de mil personas que han tomado las calles de la capital tunecina para expresar su rechazo a la violencia religiosa, al considerar que es el germen del radicalismo islámico que se ha expandido por gran parte del continente africano en los últimos meses.

Entre los manifestantes había representantes de varios partidos laicistas, incluido Nejib Chebbi, uno de los políticos más influyentes del país magrebí. "Estamos aquí para decir que la diferencia no justifica el recurso a la violencia", ha indicado.

Además, también han participado miembros de organizaciones pro Derechos Humanos y distintos representantes de la sociedad civil. "Túnez libre, extremismo fuera" y "Libertad religiosa, libertad de pensamiento", rezaban algunas de las pancartas.

Esta manifestación se produce días después de que islamistas radicales atacaran un cine durante el estreno de la película 'No God, no Master' , de la directora Nadia el Fani, una crítica de las políticas islámicas.

Seis meses después del derrocamiento del presidente Zine al Abidine Ben Alí, la tensión entre islamistas y liberales ha ido en aumento. El partido islamista Ennahda se perfila como uno de los favoritos para las elecciones de octubre, algo que muchos tunecinos ven como una amenaza, ya que abogan por mantener la religión al margen del Estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada