Header Ads

El CNI preocupado por el terrorismo islámico en España

Los grupos integristas creados en Cataluña propugnan la vuelta a la época de esplendor de los sucesores del profeta Mahoma, y por tanto son favorables al uso de la violencia para protagonizar una Guerra Santa (o Yihad) contra occidente.

El terrorismo islámico ha pasado a ser la principal preocupación del Centro Nacional de Inteligencia. La tregua anunciada por ETA, y las alertas llegadas a España desde Estados Unidos, ha cambiado el centro de gravedad de las prioridades, que ha pasado a ser la amenaza yihadista y la implantación del extremismo islámico en Cataluña.

Desde el mes de marzo, el CNI ha impulsado aún más la formación de nuevos agentes especializados en combatir las redes islamistas, habida cuenta de que España es uno de los países con más implantación, y especialmente Cataluña, considerada la ‘cuna’ de los nuevos muyahidines. Además, se ha detectado que llegan muchos otros después de salir de Irak, Pakistán, Túnez y Argelia.

Según publica El Confidencial Digital¸ más de la mitad de los agentes encargados de controlar el islamismo radical han sido enviados de forma permanente al llamado eje Lérida-Tarragona, para, entre otras cosas, investigar sobre el terreno la proliferación de grupos integristas que pueden servir de enlace con células terroristas internacionales.

El objetivo del CNI en Cataluña es controlar a los miembros de colectivos yihadistas que se han creado en la región desde 2004: “La llegada de pakistaníes, argelinos, y tunecinos ha favorecido la creación de grupos radicales que suponen una amenaza para la seguridad”, dicen las fuentes consultadas.

El Centro Nacional de Inteligencia considera a Cataluña “el principal foco de islamismo yihadista que hay en nuestro país”.

Los grupos integristas allí creados propugnan la vuelta a la época de esplendor de los sucesores del profeta Mahoma, y por tanto son favorables al uso de la violencia para protagonizar una Guerra Santa (o Yihad) contra occidente.

Existen informes concretos sobre células de Al Qaeda en Cataluña, integradas en su mayoría por pakistaníes, cuyo objetivo es captar más adeptos –incluyendo a inmigrantes que trabajen de forma irregular como jornaleros- a través de líderes religiosos, y también conseguir financiación, mediante subvenciones de comunidades islámicas, o con envíos desde el extranjero: “La red ‘Money Transfer’ es la más usada por los islamistas”, según las fuentes consultadas

Añaden que “los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado ya han protagonizado más de diez redadas durante el último año en Cataluña contra grupos yihadistas, han detenido a los cabecillas y obtenido importantes pruebas para seguir investigando el crecimiento del islamismo radical”.

El CNI tiene especial preocupación por la proliferación del yihadismo radical en la zona del Bajo Ebro, por lo que ha creado un dispositivo especial para el llamado eje Lérida-Tarragona.

Las fuentes citadas explican que en Lérida se siguen atentamente los movimientos del imán Abdelwuahab Houzi, considerado uno de los más radicales en España. “Ha instaurado su propia policía religiosa, con labores de espionaje a sus fieles y de presión para los inmigrantes que no quieran seguirle el juego”, cuentan.

Además, “existen sospechas sobre la financiación de su grupo, y la Fiscalía ya le ha obligado a sentarse en el banquillo, aunque él siempre afirma que el dinero que obtiene procede de aportaciones de sus seguidores”.

En cuanto a Tarragona, las fuentes consultadas advierten de la existencia de salafistas que quieren instaurar la Ley Santa en España: “Llevan a cabo reuniones secretas en casas de campo, masías, y pequeños templos, y son muy peligrosos”.

De hecho, “hace dos años intentaron lapidar a una mujer, a la que secuestraron, la sometieron a un juicio islámico, y la condenaron a muerte”. Una llamada telefónica poniendo en alerta a los Mossos d’ Esquadra evitó el asesinato y facilitó la detención de varios islamistas radicales.

“Riesgo de atentado terrorista en España”

Tal y como se informó en estas páginas, la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos envió a España, el pasado mes de junio, una alerta de grave amenaza islamista. En el informe, el organismo estadounidense avisaba de que el conflicto en Afganistán traerá a Europa, y especialmente a España, a miles de muyahidines.

La principal recomendación del documento fue que se reforzaran los equipos designados para identificar a elementos radicales que lleguen camuflados como simples inmigrantes entre la población musulmana común, que en Cataluña sobrepasan la cifra de 400.000.

A su vez, el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista ha incrementado sus efectivos en los últimos meses con nuevas incorporaciones. El CNCA cuenta en la actualidad con cien miembros de élite, de los cuales 40 son expertos en el movimiento yihadista en España y Europa.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.