Header Ads

Los Hermanos Musulmanes de Egipto anuncian mano dura contra los turistas

Por Dazibao-Ñ-/
Con la caída del dictador Mubarak, se ha iniciado un proceso “democrático” en el que los Hermanos Musulmanes han depositado todas sus esperanzas. El grupo “radical”, pide mano dura contra los turistas y la ocultación de las estatuas del periodo faraónico,  por ser contrarias al islam.

 

Los Hermanos Musulmanes, guardianes de las esencias del islam, no quieren ver en las playas de Egipto a personas que vistan diminutas prendas de baño ni a turistas en las calles ingiriendo sin pudor sustancias etílicas. Al respecto, son esclarecedoras las palabras de Muhammad Saad Al-Katarys, Secretario General de Libertad y Justicia (Hermanos Musulmanes) quien  ha declarado a la prensa: “ Tenemos que imponer normas morales a los turistas que deseen visitar nuestro país”.

En el mismo sentido se manifiesta Alí Khafagy, director de las Juventudes de Justicia y Libertad en Giza: "Los indecentes trajes de baño y la mezcla de sexos en la playa son cosas que van en contra de nuestra tradición. No es sólo una cuestión de religión. Cuando voy a la playa, yo no quiero ver la desnudez."

Otros promotores de esta “democracia” con características islámicas, se han apresurado a publicitar sus imaginativos proyectos de futuro, como el de cubrir con cera los rostros de las estatuas del periodo faraónico.

Abd Munim Al-Shahat, portavoz del grupo salafista Dawa con sede Londres, ha declarado esta semana al diario Sharq Al-Awat, que” la cultura faraónica estaba corrompida” y ha propuesto que los rostros de las estatuas antiguas sean cubiertos con cera, por ser tales representaciones artísticas contrarias al islam. Según el prestigioso intelectual, las “reliquias” del Egipto faraónico son similares a los ídolos que rodeaban la muralla de La Meca en los tiempos preislámicos.

Estas ocurrencias, delirios y desvaríos producirían hilaridad sino fuese porque las encuestas demuestran que la población egipcia quiere “más islam”, como el representado por los Hermanos Musulmanes, aunque esta opción signifique el hundimiento definitivo del sector turístico, la mayor fuente de ingresos del país.

Sin embargo, con el advenimiento de esta extravagante “democracia” , no solo están amenazados los rostros de Nefertiti y otros afamados faraones, sino también la vida y la libertad de los cristianos coptos, una minoría especialmente castigada por los “radicales” islamitas desde la defenestración de Mubarak.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.