publi

Otro caso de una chica cristiana paquistaní secuestrada y obligada a la conversión forzosa al Islam ha sido denunciado por la Asociación Pakistaní de Cristianos en Italia.

Se trata de Arifa Alfred, una chica católica de 27 años, de Nawa Killi, Quetta, secuestrada por un hombre musulmán, Amjad, en mayo de 2009. El hombre fue ayudado por dos cómplices para llevar a cabo el secuestro. Se trata de dos amigas de Arifa, Lubna y Rebecca. Llendo a la casa de esta último, a Arifa le fue servido en un té con droga.

Una vez en un estado de inconsciencia, la joven fue secuestrada por Amjad. Cuando Arifa recobró la consciencia estaba en casa de este último. Amjad le dijo que se había convertido al Islam y que se había casado con él, mostrando un certificado de matrimonio falso.

Arifa ha negado haberse convertido, y mucho menos haberse casado con el hombre, ya que se encontraba en un estado de inconsciencia. Para superar la resistencia ofrecida por la chica, Amjad la sometió a tortura física y mental. Arifa fue drogada constantemente, encerrada en la casa y golpeada duramente durante dos años. Arifa, en vano, intentó escapar varias veces.

La noche antes del 1 de agosto, Amjad pegó con violencia a Arifa, causandola otras lesiones internas. El 1 de agosto, la chica encontró, por primera vez en dos años, la puerta abierta. Aunque estaba gravemente herida no perdió la oportunidad y logró escapar. Fue directamente al Hospital Civil, donde se le administró el tratamiento adecuado. A continuación, fue a buscar a su hermano Adnan.

La mujer presentó entonces una denuncia en contra de Amjad, pero la policía no ha hecho nada hasta el momento para llevar a los culpables ante la justicia. Por otro lado, el inspector de policía dijo que estaba contento de que Arifa se hubiera convertido al Islam.

Ahora Arifa y su familia están huyendo porque han recibido amenazas de muerte por parte de Amjad. Amjad dice que Arifa es musulmana y su esposa. Por esto no puede huir de su casa, de lo contrario será asesinada junto con su familia. Por otro lado Arifa reitera: "Yo soy cristiana y siempre me mantuve firme en mi fe cristiana continuando a rezar en mi corazón a Jesucristo y a la Santísima Virgen María para obtener la libertad en estos dos años de prisión".

Una chica católica, secuestrada y falsamente convertida al Islam, amenazada de muerte después de escapar de su verdugo

Otro caso de una chica cristiana paquistaní secuestrada y obligada a la conversión forzosa al Islam ha sido denunciado por la Asociación Pakistaní de Cristianos en Italia.

Se trata de Arifa Alfred, una chica católica de 27 años, de Nawa Killi, Quetta, secuestrada por un hombre musulmán, Amjad, en mayo de 2009. El hombre fue ayudado por dos cómplices para llevar a cabo el secuestro. Se trata de dos amigas de Arifa, Lubna y Rebecca. Llendo a la casa de esta último, a Arifa le fue servido en un té con droga.

Una vez en un estado de inconsciencia, la joven fue secuestrada por Amjad. Cuando Arifa recobró la consciencia estaba en casa de este último. Amjad le dijo que se había convertido al Islam y que se había casado con él, mostrando un certificado de matrimonio falso.

Arifa ha negado haberse convertido, y mucho menos haberse casado con el hombre, ya que se encontraba en un estado de inconsciencia. Para superar la resistencia ofrecida por la chica, Amjad la sometió a tortura física y mental. Arifa fue drogada constantemente, encerrada en la casa y golpeada duramente durante dos años. Arifa, en vano, intentó escapar varias veces.

La noche antes del 1 de agosto, Amjad pegó con violencia a Arifa, causandola otras lesiones internas. El 1 de agosto, la chica encontró, por primera vez en dos años, la puerta abierta. Aunque estaba gravemente herida no perdió la oportunidad y logró escapar. Fue directamente al Hospital Civil, donde se le administró el tratamiento adecuado. A continuación, fue a buscar a su hermano Adnan.

La mujer presentó entonces una denuncia en contra de Amjad, pero la policía no ha hecho nada hasta el momento para llevar a los culpables ante la justicia. Por otro lado, el inspector de policía dijo que estaba contento de que Arifa se hubiera convertido al Islam.

Ahora Arifa y su familia están huyendo porque han recibido amenazas de muerte por parte de Amjad. Amjad dice que Arifa es musulmana y su esposa. Por esto no puede huir de su casa, de lo contrario será asesinada junto con su familia. Por otro lado Arifa reitera: "Yo soy cristiana y siempre me mantuve firme en mi fe cristiana continuando a rezar en mi corazón a Jesucristo y a la Santísima Virgen María para obtener la libertad en estos dos años de prisión".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada