publi

Una turba musulmana asalta una población cristiana en Egipto

Por Dazibao-Ñ-/
Una población de mayoría cristiana, fue saqueada los días 6,7 y 8 de agosto en el Alto Egipto por una turba de musulmanes, con el resultado de varios heridos graves y una víctima mortal.

 

Según informa Compact Direct News, una anodina discusión entre un taxista mahometano y una cristiana copta, desencadenó hace unos días una violenta razia contra la población de Nazlet Faragallah, donde la mayoría de sus habitantes son cristianos. Durante uno de los asaltos murió Maher Nassif, asesinado cuando intentaba evitar el robo de su ganado y el saqueo de su casa. A Maher, le dispararon en la cabeza y después lo degollaron. El hecho fue presenciado por el hijo adolescente de la víctima, que se había ocultado bajo una cama.

Melad Thabet, ha afirmado que durante toda una noche escuchó los disparos de los musulmanes y los gritos y llantos de los cristianos. Según el testigo, nadie ofreció resistencia para no ser asesinado como Maher Nassif.

Varias horas más tarde de producirse el insignificante incidente entre el taxista y la cristiana, un grupo de mahometanos se congregó frente a la iglesia de la localidad y apedreó a los feligreses, provocando en muchos de ellos heridas leves. Dirigiendo a la turba se encontraba un teniente de policía, primo del irascible taxista.

Los cristianos, denunciaron a la policía lo ocurrido, y los corruptos agentes de la autoridad redactaron un informe en el que se declaraba que un cristiano había lanzado piedras contra dos mezquitas, donde se encontraban en ese momento orando los seguidores del “Profeta”.

Más tarde, se fue extendiendo por la zona el rumor de que los cristianos habían incendiado una mezquita y dado muerte a varios islamitas, lo que provocó un estallido de furia entre los muslimes de las poblaciones próximas. En poco tiempo, musulmanes procedentes de diversos lugares, rodearon Nazlet Faragallah portando cuchillos y armas de fuego. Luego, como en los tiempos antiguos, al grito de “Alá es grande”, saquearon e incendiaron los hogares y comercios de los aterrorizados cristianos durante tres días.

Los agarenos, pudieron actuar a placer, ya que ni la policía intervino ni fueron enviados efectivos militares para proteger a los indefensos cristianos. Según el diario egipcio Watami, la putrefacta policía egipcia ha  detenido a seis musulmanes y a un cristiano. Ëste último ha sido acusado de posesión ilegal de armas.

El estallido de la “Primavera” árabe, tan “glamorosa” para los occidentales, se ha convertido en una pesadilla para  diez millones de cristianos egipcios, que ven impotentes cómo se recrudece contra ellos el  ancestral odio de los musulmanes. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada