Header Ads

Yolanda Couceiro Morín | La rendición de San Sebastián

Si alguien piensa que la foto de los concejales del PP de San Sebastián, en la que aparecen brindando con el alcalde de la ciudad,  ha sido casual, es un verdadero ingenuo. El PP está inmerso en una estrategia de acercamiento a Bildu para ir tomando posiciones ante un posible fin de ETA.

La fotografía, que habrá removido en sus tumbas a Miguel Ángel Blanco, Gregorio Ordoñez y todos los caídos del PP a manos de ETA, ha sido una verdadera puesta en escena en dos capítulos, a cada cual más patético.

Por un lado la foto en sí, alucinante, pintxo en mano, riendo las gracias a un personaje que ha apoyado públicamente a los presos etarras y no ha condenado la violencia; de otro, la triste justificación de los concejales fotografiados: que si 19 años en política, que si escolta, que si atentados...

El hecho es de extrema gravedad, y no admite ningún tipo de justificación. Ni tan siquiera aquella que publica algún medio afin al PP afirmando algo parecido a "El brindis que nunca existió". Tomadura de pelo.

Ahora es de justicia la dimisión de los dos concejales y las excusas públicas del PP. Pero no de Pons, de Mariano Rajoy.

Ayer decía en Facebook, tomando una frase de un amigo de la red social, que “Esta foto da más miedo que la de 4 encapuchados en una mesa bajo la bandera del PNV”. Y es cierto. El posible acercamiento del PP a las tesis de Bildu, de quien ya ha aceptado votos en instituciones vascas, representaría el acercamiento de posturas entre el mundo del constitucionalismo y el de la violencia, la ruptura con el pasado en la defensa de las libertades y la democracia. Un error de inimaginables consecuencias.

Antonio Basagoiti, de los pocos, por no decir el único, que piensan en este nuevo PP, debe estar muy preocupado. El negó el saludo a este mismo alcalde en Vitoria hace unos días. ¿Qué ha pasado entre Vitoria y San Sebastián?

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.