publi

Por Juanjo Armas /
Un nuevo informe de Catholic News Agency muestra que Arabia Saudita, el hogar de 15 de los 19 secuestradores terroristas del 11-S, sigue apostando por una forma violenta del Islam a través de su sistema escolar y los libros de texto diez años después de los ataques.

“El gobierno de Arabia Saudita ha dedicado sus libros de texto al extremismo de los clérigos wahabitas que colaboran para mantener el control del país”, dijo Nina Shea, directora del Centro del Instituto Hudson para la Libertad Religiosa, el 13 de septiembre en una entrevista con la Catholic News Agency [CNA].

Como consecuencia, los textos siguen enseñando a los estudiantes que “los judíos y los cristianos son enemigos” de los musulmanes, y que “la lucha de esta nación (musulmana) con los judíos y cristianos … continuará el tiempo que Alá quiera”.

Mientras describen a los judíos como “simios” y a los cristianos como “cerdos”, los libros de la escuela media y secundaria exigen la muerte para los apostatas del Islam, fomentando al mismo tiempo la violencia contra los no musulmanes que se niegan a hacer un “pacto” o quedar “bajo la protección de de los musulmanes".

Cuando los musulmanes y los islamistas emplean la palabra “cristianos” se refieren tanto a los creyentes como a los no creyentes. Desde la perspectiva islámica son tan cristianos Zapatero, Cayo Lara, Gaspar Llamazares, como Benedicto XVI.

Si los no-musulmanes son unos simios o unos cerdos, y pierden su condición humana, el siguiente paso es la limpieza de simios y cerdos que contaminan el mundo.

10 años después del 11-S: "Los judíos y los cristianos son enemigos de los musulmanes"

Por Juanjo Armas /
Un nuevo informe de Catholic News Agency muestra que Arabia Saudita, el hogar de 15 de los 19 secuestradores terroristas del 11-S, sigue apostando por una forma violenta del Islam a través de su sistema escolar y los libros de texto diez años después de los ataques.

“El gobierno de Arabia Saudita ha dedicado sus libros de texto al extremismo de los clérigos wahabitas que colaboran para mantener el control del país”, dijo Nina Shea, directora del Centro del Instituto Hudson para la Libertad Religiosa, el 13 de septiembre en una entrevista con la Catholic News Agency [CNA].

Como consecuencia, los textos siguen enseñando a los estudiantes que “los judíos y los cristianos son enemigos” de los musulmanes, y que “la lucha de esta nación (musulmana) con los judíos y cristianos … continuará el tiempo que Alá quiera”.

Mientras describen a los judíos como “simios” y a los cristianos como “cerdos”, los libros de la escuela media y secundaria exigen la muerte para los apostatas del Islam, fomentando al mismo tiempo la violencia contra los no musulmanes que se niegan a hacer un “pacto” o quedar “bajo la protección de de los musulmanes".

Cuando los musulmanes y los islamistas emplean la palabra “cristianos” se refieren tanto a los creyentes como a los no creyentes. Desde la perspectiva islámica son tan cristianos Zapatero, Cayo Lara, Gaspar Llamazares, como Benedicto XVI.

Si los no-musulmanes son unos simios o unos cerdos, y pierden su condición humana, el siguiente paso es la limpieza de simios y cerdos que contaminan el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada