publi

Por Dazibao-Ñ-/
Muy posiblemente, la persona con menos luces del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, es Peter Tatchell, un activista homosexual que defiende, de forma diferente, los derechos humanos. Tatchel, que a lo largo de su azarosa vida ya ha sido reiteradamente pateado por los seguidores del Profeta, tuvo la infausta ocurrencia de manifestarse el sábado contra la Liga de Defensa Inglesa en compañía de muslimes radicales.

 

Según News.PinkPaper, Tatchel, acudió a la manifestación para “defender a la comunidad musulmana del vandalismo de la EDL”, provisto de sendas pancartas en las que se leía “Stop EDL” y “Gays y musulmanes unidos”.  Sin embargo, el mensaje no caló entre algunos mahometanos, que le rodearon amenazantes y lanzaron sobre él las peores injurias, al tiempo que le ordenaban la retirada de sus pancartas por  considerarlas gravemente ofensivas.

Los furiosos islamitas, le dijeron con una claridad meridiana que en Towers Hamlets no se admitía la presencia de homosexuales, a lo que repuso temerariamente el increpado, que gays y lesbianas musulmanes debían hacer unidos frente a la Liga de Defensa Inglesa, lo que provocó pasmo en algunos y cólera en otros. En ese momento, al torpe y desorientado Tatchel, se le ilustró sobre la cuestión en los siguientes términos: “entre los musulmanes no hay homosexuales”. Y a mayor abundamiento, le reiteraron que en aquellos lares no se admitía la libre circulación de gays. 

Según  Tatchel, en el trascurso del ameno diálogo llegó a temer  que los “creyentes” pusieran sus manos y pies sobre su persona, cosa que no sucedió debido a la rápida intervención de la policía.

Pero,  el “activista” no sólo sufrió vejaciones verbales por parte de indignados mahometanos, sino que también fue objeto de la repulsa de un grupo de izquierdistas y...homosexuales, que consideraron sus pancartas provocativas, ofensivas e inadecuadas.

Cuando en febrero fueron declaradas en Tower Hamlets “zonas libres de homosexuales”, este “prócer” de la multiculturalidad británica, pidió a los imanes una condena de la homofobia que, por supuesto, no se produjo. Pero Tatchel, es inasequible al desaliento.

Conocido homosexual británico que se manifiesta contra la Liga de Defensa Inglesa en compañía de musulmanes, recibe muestras de homofobia

Por Dazibao-Ñ-/
Muy posiblemente, la persona con menos luces del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, es Peter Tatchell, un activista homosexual que defiende, de forma diferente, los derechos humanos. Tatchel, que a lo largo de su azarosa vida ya ha sido reiteradamente pateado por los seguidores del Profeta, tuvo la infausta ocurrencia de manifestarse el sábado contra la Liga de Defensa Inglesa en compañía de muslimes radicales.

 

Según News.PinkPaper, Tatchel, acudió a la manifestación para “defender a la comunidad musulmana del vandalismo de la EDL”, provisto de sendas pancartas en las que se leía “Stop EDL” y “Gays y musulmanes unidos”.  Sin embargo, el mensaje no caló entre algunos mahometanos, que le rodearon amenazantes y lanzaron sobre él las peores injurias, al tiempo que le ordenaban la retirada de sus pancartas por  considerarlas gravemente ofensivas.

Los furiosos islamitas, le dijeron con una claridad meridiana que en Towers Hamlets no se admitía la presencia de homosexuales, a lo que repuso temerariamente el increpado, que gays y lesbianas musulmanes debían hacer unidos frente a la Liga de Defensa Inglesa, lo que provocó pasmo en algunos y cólera en otros. En ese momento, al torpe y desorientado Tatchel, se le ilustró sobre la cuestión en los siguientes términos: “entre los musulmanes no hay homosexuales”. Y a mayor abundamiento, le reiteraron que en aquellos lares no se admitía la libre circulación de gays. 

Según  Tatchel, en el trascurso del ameno diálogo llegó a temer  que los “creyentes” pusieran sus manos y pies sobre su persona, cosa que no sucedió debido a la rápida intervención de la policía.

Pero,  el “activista” no sólo sufrió vejaciones verbales por parte de indignados mahometanos, sino que también fue objeto de la repulsa de un grupo de izquierdistas y...homosexuales, que consideraron sus pancartas provocativas, ofensivas e inadecuadas.

Cuando en febrero fueron declaradas en Tower Hamlets “zonas libres de homosexuales”, este “prócer” de la multiculturalidad británica, pidió a los imanes una condena de la homofobia que, por supuesto, no se produjo. Pero Tatchel, es inasequible al desaliento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada