publi

Por Dazibao-Ñ-/
Salman Ahmed, iraquí de 17 años de edad  y solicitante del derecho de asilo, tras permanecer cuatro meses en el Reino Unido, violó en unión de otro musulmán a una joven de 23 años.

En la noche del 16 de marzo, Salman Ahmed y otro individuo que no ha sido todavía detenido, encontraron en una calle de Oxford a “Mary” de 23 años de edad, y al considerarla apta para el “consumo” la violaron repetidamente. Ambos violadores, que inflingieron a su víctima  todo tipo de humillaciones, se despidieron de ella con estas palabras: “ has hecho felices a dos chicos”.

Ayer,  según sentencia dictada por el Tribunal de Oxford, Ahmed,  será deportado a su país después de cumplir una pena privativa de libertad de  5 años y 3 meses de prisión en un centro de detención de menores.

Mención especial merece la  letrada defensora del iraquí, que ante la evidencia de las pruebas de ADN, argumentó durante el proceso que su cliente estaba beodo el día de autos, por lo que no era responsable de sus actos. Y añadió,  que Ahmed “no había mantenido hasta ese momento relaciones sexuales”...

Esta noticia que publica Mail Online, en sí misma considerada,  debería quedar relegada a la crónica negra de sucesos y, en principio, la nacionalidad y religión del delincuente nada importante añadirían, ya que los  británicos "blancos" también cometen delitos de violación. Sin embargo, entre la población de origen paquistaní, el porcentaje de agresores sexuales es anormalmente alto, y en este sentido se manifestó en enero Jack Straw, ex titular británico de Exteriores: Algunos paquistaníes de  nuestro país ven en las chicas blancas carne fácil para el abuso sexual”.

El Reino Unido, alberga una importante población hindú y, en menor medida, sikh. La comunidad china, también está presente desde hace tiempo en el país. Ahora bien, los hindúes, sikhs y chinos, que pertenecen a formas culturales y religiosas muy diferentes a la cristiana europea, no presentan como los paquistaníes musulmanes,  una destacada propensión “a ver en las chicas blancas carne fácil para el abuso sexual”.

Pero, no sólo en Gran Bretaña los musulmanes sienten una desmedida atracción hacia la “carne blanca” , ya que según la policía noruega en 2009 el 100% de los “delitos contra la libertad sexual” cometidos en Oslo, fueron  perpetrados por personas de confesión musulmana. Según el testimonio de una de las numerosas jóvenes violadas en la capital noruega por seguidores del Profeta, su agresor de nacionalidad paquistaní, le dijo “que tenía derecho a hacer con una mujer lo que quisiera, puesto que según su religión la mujer no tiene derechos ni opinión”.

Éste paquistaní residente en Noruega al igual que el iraquí Salman Ahmed, habían estudiado en sus países de origen entre otras, las siguientes suras del Corán:

“Vuestras mujeres son campo labrado para vosotros. ¡Venid, pues, a vuestro campo como queráis!…” Corán, 2-223)

“ Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos sobre otros…. ¡Amonestad a aquéllas que temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! (4-34)

“Alá  os ordena lo siguiente en lo que toca a vuestros hijos: que la porción del varón (en la herencia) equivalga a la de dos hembras…” (4-11)

“Llamad, para que sirvan de testigos, a dos de vuestros hombres; si no los hay, elegid a un hombre y a dos mujeres…”(2-282)

Y con toda seguridad, ambos mahometanos enriquecieron su conocimiento sobre la naturaleza femenil, leyendo algunos hadices de Al-Bujari:

“El Mensajero de Alá, dijo: ¿Acaso el testimonio de una mujer no es como medio testimonio de un hombre?… eso forma parte de la carencia de vuestro intelecto… ¡Maldecís mucho y sois desagradecidas con quienes convivís!” (210)

“El Mensajero de Alá, dijo: He visto el Infierno, y nunca había tenido una visión tan terrible de él como hoy, y he visto que la mayor parte de quienes allí se encontraban eran mujeres. Dijeron: ¿Acaso ellas no creen en Alá? Respondió: Son ingratas con quien conviven y con el bien que se les hace; aunque le hicieras el bien a una de ellas toda la vida, si luego ve que fallas en algo, te diría: Nunca he visto nada bueno de ti” (565)

“De Aisha, que Alá esté complacido con ella, que dijo: El Profeta... se casó conmigo cuando yo contaba con seis años... mi padre, me entregó a él una mañana... En aquel momento yo era una muchacha de nueve años(1591)

Con los postulados de esta doctrina de origen “divino”, que considera a la mujer como un semoviente de naturaleza degradada y envilecida, no es extraño que los hijos de Alá vean en las féminas en general y, muy especialmente a las infieles,  un producto de “consumo” sexual, independientemente de cuál sea su voluntad. Y esto lo saben bien las jóvenes cristianas paquistaníes, iraquíes, egipcias y, ahora, las europeas.

El iraquí Ahmed, solicitante de asilo político, ha sido condenado por la violación en marzo de una joven britántica de 23 años

Por Dazibao-Ñ-/
Salman Ahmed, iraquí de 17 años de edad  y solicitante del derecho de asilo, tras permanecer cuatro meses en el Reino Unido, violó en unión de otro musulmán a una joven de 23 años.

En la noche del 16 de marzo, Salman Ahmed y otro individuo que no ha sido todavía detenido, encontraron en una calle de Oxford a “Mary” de 23 años de edad, y al considerarla apta para el “consumo” la violaron repetidamente. Ambos violadores, que inflingieron a su víctima  todo tipo de humillaciones, se despidieron de ella con estas palabras: “ has hecho felices a dos chicos”.

Ayer,  según sentencia dictada por el Tribunal de Oxford, Ahmed,  será deportado a su país después de cumplir una pena privativa de libertad de  5 años y 3 meses de prisión en un centro de detención de menores.

Mención especial merece la  letrada defensora del iraquí, que ante la evidencia de las pruebas de ADN, argumentó durante el proceso que su cliente estaba beodo el día de autos, por lo que no era responsable de sus actos. Y añadió,  que Ahmed “no había mantenido hasta ese momento relaciones sexuales”...

Esta noticia que publica Mail Online, en sí misma considerada,  debería quedar relegada a la crónica negra de sucesos y, en principio, la nacionalidad y religión del delincuente nada importante añadirían, ya que los  británicos "blancos" también cometen delitos de violación. Sin embargo, entre la población de origen paquistaní, el porcentaje de agresores sexuales es anormalmente alto, y en este sentido se manifestó en enero Jack Straw, ex titular británico de Exteriores: Algunos paquistaníes de  nuestro país ven en las chicas blancas carne fácil para el abuso sexual”.

El Reino Unido, alberga una importante población hindú y, en menor medida, sikh. La comunidad china, también está presente desde hace tiempo en el país. Ahora bien, los hindúes, sikhs y chinos, que pertenecen a formas culturales y religiosas muy diferentes a la cristiana europea, no presentan como los paquistaníes musulmanes,  una destacada propensión “a ver en las chicas blancas carne fácil para el abuso sexual”.

Pero, no sólo en Gran Bretaña los musulmanes sienten una desmedida atracción hacia la “carne blanca” , ya que según la policía noruega en 2009 el 100% de los “delitos contra la libertad sexual” cometidos en Oslo, fueron  perpetrados por personas de confesión musulmana. Según el testimonio de una de las numerosas jóvenes violadas en la capital noruega por seguidores del Profeta, su agresor de nacionalidad paquistaní, le dijo “que tenía derecho a hacer con una mujer lo que quisiera, puesto que según su religión la mujer no tiene derechos ni opinión”.

Éste paquistaní residente en Noruega al igual que el iraquí Salman Ahmed, habían estudiado en sus países de origen entre otras, las siguientes suras del Corán:

“Vuestras mujeres son campo labrado para vosotros. ¡Venid, pues, a vuestro campo como queráis!…” Corán, 2-223)

“ Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos sobre otros…. ¡Amonestad a aquéllas que temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! (4-34)

“Alá  os ordena lo siguiente en lo que toca a vuestros hijos: que la porción del varón (en la herencia) equivalga a la de dos hembras…” (4-11)

“Llamad, para que sirvan de testigos, a dos de vuestros hombres; si no los hay, elegid a un hombre y a dos mujeres…”(2-282)

Y con toda seguridad, ambos mahometanos enriquecieron su conocimiento sobre la naturaleza femenil, leyendo algunos hadices de Al-Bujari:

“El Mensajero de Alá, dijo: ¿Acaso el testimonio de una mujer no es como medio testimonio de un hombre?… eso forma parte de la carencia de vuestro intelecto… ¡Maldecís mucho y sois desagradecidas con quienes convivís!” (210)

“El Mensajero de Alá, dijo: He visto el Infierno, y nunca había tenido una visión tan terrible de él como hoy, y he visto que la mayor parte de quienes allí se encontraban eran mujeres. Dijeron: ¿Acaso ellas no creen en Alá? Respondió: Son ingratas con quien conviven y con el bien que se les hace; aunque le hicieras el bien a una de ellas toda la vida, si luego ve que fallas en algo, te diría: Nunca he visto nada bueno de ti” (565)

“De Aisha, que Alá esté complacido con ella, que dijo: El Profeta... se casó conmigo cuando yo contaba con seis años... mi padre, me entregó a él una mañana... En aquel momento yo era una muchacha de nueve años(1591)

Con los postulados de esta doctrina de origen “divino”, que considera a la mujer como un semoviente de naturaleza degradada y envilecida, no es extraño que los hijos de Alá vean en las féminas en general y, muy especialmente a las infieles,  un producto de “consumo” sexual, independientemente de cuál sea su voluntad. Y esto lo saben bien las jóvenes cristianas paquistaníes, iraquíes, egipcias y, ahora, las europeas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada