Header Ads

Grupos islamistas intentarán boicotear el décimo aniversario del 11-S

Los Musulmanes contra los Cruzados con sede en Londres ha llamado a los islamistas a celebrar “de manera ruidosa” que hace 10 años “19 mártires consiguieron poner de rodillas a la mayor superpotencia del mundo en sólo 60 minutos, destruyendo los dos mayores símbolos de su economía”.

“El 11 de Septiembre, mientras la gente de todo el mundo guarda silencio por los inolvidables momentos que vivimos hace 10 años, los musulmanes se reunirán frente a las embajadas estadounidenses para demostrarles que han sido derrotados”. Este comunicado de la organización Musulmanes contra los Cruzados es la prueba de que el décimo aniversario de los ataques del 11 de septiembre de 2001 será movidito.

Detrás de esta iniciativa se encuentra el clérigo radical Anjem Choudary, discípulo del Jeque Omar Bakri, relacionado con los atentados terroristas de 2005 en Londres. Choudary apuesta por la islamización de los estados occidentales a través de la aplicación de la ley del Shariah, la abolición de los estados democráticos y su sustitución por los regímenes democráticos por otros de corte islámico.

La polémica concentración comenzará a las 8:46 de la mañana, “cuando todo el mundo esté celebrando el minuto de silencio para conmemorar el momento en el que el primer avión alcanzó los edificios”.

Choudary explica en su página web que el objetivo de la demostración es “desenmascarar los crímenes del Gobierno estadounidense a lo largo de la última década para demostrarles que han fracasado en su cruzada”.

Para el clérigo islamista “la denominada Guerra contra el Terrorismo ha sido un fracaso miserable” que ha dejado a la economía estadounidense “conectada a una máquina de soporte vital” convaleciente de una deuda de 14 billones de dólares y “atrapada en una contienda que la mayoría de los analistas consideran imposible de ganar”.

Musulmanes contra los Cruzados o Shariah4america han adoptado la visión del mundo y el modus operandi del Jeque Omar Bakri Bakri y de Anjem Choudary. Se han manifestado públicamente a favor del establecimiento del mandato islámico, mientras se oponen a la democracia como un sistema ideal político, condenando la libertad y protestando los presuntos crímenes de Occidente contra los musulmanes.

Sin embargo, a pesar de la imagen de fuerza que han tratado de mostrar, estos grupos carecen de una presencia sustancial en el terreno, con la excepción de Reino Unido. La presencia más tangible de estos grupos, especialmente los que están fuera del territorio británico, está en las redes sociales, sobre todo YouTube y Facebook.

En sus comunicados y vídeos, aseguran que el mundo está en una situación similar a la de la era preislámica que exige una acción inmediata y organizada por parte de los musulmanes con el fin de abolir el sistema actual. En otras palabras, todos los sistemas políticos, sociales y económicos deben ser islamizados.

El propósito declarado de todos los grupos que comparten este objetivo es el establecimiento de estados gobernados por la ley islámica, o Shariah, que a su juicio representan la base de todos los aspectos del arte de gobernar. Este es el principio rector del trabajo Bakri y Choudary.

Públicamente, los portavoces de estos movimientos se declaran contrarios al terrorismo y rechazan el asesinato de inocentes. Sin embargo, siempre aclaran que, ante sus ojos, el verdadero terrorismo son las acciones de los Estados Unidos y sus aliados.

Aunque estos grupos no están directamente vinculados a Al Qaeda y a otros elementos dentro del movimiento terrorista, regularmente expresan su apoyo al Jihad global. De hecho, en los videos de Sharia4australia aparece la bandera del grupo terrorista fundado por Osama Bin Laden.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.