publi

Por Dazibao-Ñ-/
Los hermanos Butt, de 15 y 19 años de edad, durante cuatro horas fueron linchados en una calle de la población paquistaní de Sialkot (Punjab) el 15 de agosto de 2010, por una multitud enfurecida que les había confundido con unos delincuentes.



El 15 de agosto de 2010, Muneeb y Mughees, fueron apaleados con barras de hierro, bastones y cables durante 4 horas. Los linchadores, también les lanzaron piedras y ladrillos, les prendieron fuego y, cuando todavía agonizaban, los colgaron por los pies.  Las víctimas, clamaron su inocencia ante la turba  y,  cuando el sufrimiento les resultó insoportable, suplicaron que les dieran muerte.

El suplicio de estos jóvenes estudiantes de clase media tuvo una enorme repercusión en el país, al hacerse público el vídeo en el que se veían las aterradoras escenas del brutal linchamiento, lo que permitió identificar a los autores del crimen. En el mencionado vídeo, se demuestra la complicidad de la corrupta policía paquistaní con los asesinos. Y, también, se observa a un niño golpeando con una barra a uno de los hermanos tendido en el suelo, inerme y ensangrentado.

Ayer, el  Tribunal de Gujranwala, sentenció a muerte a 7 de los autores materiales del asesinato. Otros 6 implicados fueron condenados a cadena perpetua, y a 3 años de prisión nueve policías, incluyendo al entonces Jefe de Policía de Sialkot. Los declarados culpables, han anunciado que recurrirán la sentencia…

Se advierte de su crudeza.



La “justicia” paquistaní, no suele ser tan rápida ni tan expeditiva cuando los cristianos son  víctimas de linchamientos y matanzas, como sucedió en agosto de 2009 en la localidad de Gojra (Punjab) En tal fecha, una muchedumbre musulmana quemó vivos a 8 cristianos que no huyeron con la debida rapidez de sus hogares. Según los atacantes, los infieles habían “blasfemado” contra el profeta Mahoma.

Siete pakistaníes han sido condenados a muerte por el linchamiento de los hermanos Butt

Por Dazibao-Ñ-/
Los hermanos Butt, de 15 y 19 años de edad, durante cuatro horas fueron linchados en una calle de la población paquistaní de Sialkot (Punjab) el 15 de agosto de 2010, por una multitud enfurecida que les había confundido con unos delincuentes.



El 15 de agosto de 2010, Muneeb y Mughees, fueron apaleados con barras de hierro, bastones y cables durante 4 horas. Los linchadores, también les lanzaron piedras y ladrillos, les prendieron fuego y, cuando todavía agonizaban, los colgaron por los pies.  Las víctimas, clamaron su inocencia ante la turba  y,  cuando el sufrimiento les resultó insoportable, suplicaron que les dieran muerte.

El suplicio de estos jóvenes estudiantes de clase media tuvo una enorme repercusión en el país, al hacerse público el vídeo en el que se veían las aterradoras escenas del brutal linchamiento, lo que permitió identificar a los autores del crimen. En el mencionado vídeo, se demuestra la complicidad de la corrupta policía paquistaní con los asesinos. Y, también, se observa a un niño golpeando con una barra a uno de los hermanos tendido en el suelo, inerme y ensangrentado.

Ayer, el  Tribunal de Gujranwala, sentenció a muerte a 7 de los autores materiales del asesinato. Otros 6 implicados fueron condenados a cadena perpetua, y a 3 años de prisión nueve policías, incluyendo al entonces Jefe de Policía de Sialkot. Los declarados culpables, han anunciado que recurrirán la sentencia…

Se advierte de su crudeza.



La “justicia” paquistaní, no suele ser tan rápida ni tan expeditiva cuando los cristianos son  víctimas de linchamientos y matanzas, como sucedió en agosto de 2009 en la localidad de Gojra (Punjab) En tal fecha, una muchedumbre musulmana quemó vivos a 8 cristianos que no huyeron con la debida rapidez de sus hogares. Según los atacantes, los infieles habían “blasfemado” contra el profeta Mahoma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada