publi

En los suburbios de las grandes ciudades francesas los valores del islam han sustituido poco a poco a los de la República, según un reciente estudio dirigido por el politólogo Gilles Kepel.

El estudio "Suburbio de la República" es el resultado de un año de investigación en dos comunas emblemáticas de la región parisina, Clichy sous Bois y Montfermeil, de unos 60.000 habitantes, de donde partieron las revuelta islamistas de 2005.

Este estudio subraya la frecuentación regular de las mezquitas, la práctica casi sistemática del ayuno del ramadán por los hombres y el respeto estricto de las normas morales islámicas. Veinticinco años después de una primera investigación, Kepel constata que la referencia al islam se ha "reforzado y diversificado" en los suburbios.

El informe evoca también una escasa frecuentación de los comedores escolares que no garantizan que los alimentos sean "halal" (conformes al rito musulmán).

A este respecto, el alcalde de una de las comunas señaladas declaró a una radio que "cierto número de niños ya no almuerza en el comedor escolar y si lo hacen, sólo toman la entrada y el postre".

Los investigadores también constataron que contrariamente a los sondeos favorables a los matrimonios mixtos, "una fuerte proporción de nuestros interlocutores musulmanes se declaró contraria al matrimonio con un cónjugue no musulmán".

Según las estimaciones más comunes, Francia cuenta entre 5 y 6 millones de musulmanes (la más importante comunidad de musulmanes en Europa) en una población total de 65 millones de habitantes.

 

El Islam avanza imparable en Francia: ya cuentan con 6 millones de musulmanes

En los suburbios de las grandes ciudades francesas los valores del islam han sustituido poco a poco a los de la República, según un reciente estudio dirigido por el politólogo Gilles Kepel.

El estudio "Suburbio de la República" es el resultado de un año de investigación en dos comunas emblemáticas de la región parisina, Clichy sous Bois y Montfermeil, de unos 60.000 habitantes, de donde partieron las revuelta islamistas de 2005.

Este estudio subraya la frecuentación regular de las mezquitas, la práctica casi sistemática del ayuno del ramadán por los hombres y el respeto estricto de las normas morales islámicas. Veinticinco años después de una primera investigación, Kepel constata que la referencia al islam se ha "reforzado y diversificado" en los suburbios.

El informe evoca también una escasa frecuentación de los comedores escolares que no garantizan que los alimentos sean "halal" (conformes al rito musulmán).

A este respecto, el alcalde de una de las comunas señaladas declaró a una radio que "cierto número de niños ya no almuerza en el comedor escolar y si lo hacen, sólo toman la entrada y el postre".

Los investigadores también constataron que contrariamente a los sondeos favorables a los matrimonios mixtos, "una fuerte proporción de nuestros interlocutores musulmanes se declaró contraria al matrimonio con un cónjugue no musulmán".

Según las estimaciones más comunes, Francia cuenta entre 5 y 6 millones de musulmanes (la más importante comunidad de musulmanes en Europa) en una población total de 65 millones de habitantes.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada