Header Ads

Fernando de Oyarbide | Cuando la crisis se convirtió en el negocio de algunos

Cuando a uno le da por repasar la prensa estos días, en especial la económica, por muy poco que profundice, se da cuenta de que la cosa no funciona y a todos les va mal y al final acabas dejando de leer con la duda. O esto es un desastre o todos los medios de comunicación mienten.

A juzgar por lo que se lee, a todos no les va mal. Los sindicatos, al menos, a los mayoritarios, les va bien, no por el supuesto negocio que han hecho en plena época de crisis con la venta de las camisetas verdes con el slogan de las protestas por la enseñanza y de las que Esperanza Aguirre asegura que les cuestan 3 euros, venden a 5 euros y tras colocar unas 1700 camisetas por semana, obtienen unos 13.600 euros limpios de polvo y paja al mes.

Les va bien porque ésta debe de ser una de las épocas en las que más “pasta gansa” han recogido. No hay más que darse una vuelta por las cifras y uno se encuentra con datos como los 15.798.500 euros que recibieron el pasado año en total, entre organizaciones sindicales y asociaciones empresariales (BOE 16 febrero de 2011).

Concretamente UGT y CCOO. Son las que más se llevan ya que de los más de 15 millones de euros, CC.OO. tuvo una subvención de 6.375.759,37 euros y UGT 6.114.669 euros, quedando poco más de 3 millones de euros para repartir entre el resto de sindicatos y asociaciones .

Lo malo es que son los que más se llevan, porque representan supuestamente al mayor número de trabajadores en España, el caso es que no se sabe de cuantos estamos hablando, ya que oficialmente no se conocen las cifras de afiliados de ninguna de las dos organizaciones sindicales y si nos ceñimos a lo que se cuenta, siempre se habla de una exigua minoría de trabajadores los que son afiliados.

Aquí no queda todo. Los sindicatos también se llevan dinero por cursos de formación, de los que además, ya han corrido ríos de tinta con las quejas de quienes pretendieron realizar estos cursos. El caso es que este año, se están llevando 175 millones de euros a repartir una vez más entre sindicatos y patronal. De ellos, UGT por ejemplo, se supone que según lo publicado, gestionó 79,5 millones de euros en 2010, mientras que CCOO hizo lo propio con otros 74,9 millones de euros. Todo este montante para “dar cursos de formación”, pero cuando se les preguntan cómo o en qué se emplean estás cantidades de dinero, se niegan a dar alguna información al respecto.

Además, también cobran por los EREs (Expedientes de Regulación de Empleo) que gestionan y aunque uno desconoce a cuanto está la pieza, lo cierto es que según la propia secretaría de Acción Sindical de CC.OO., durante los seis primeros meses de éste año fueron autorizados 9.811 EREs afectando a 153.698 trabajadores, un 11,6% más que el año pasado que se saldó con 148.503 trabajadores durante el mismo periodo de tiempo.

No contentos con esto, ahora uno se entera que hay más donde rebañar. Y es que también se puede meter la pala en el asunto de la “memoria histórica”, aprovechando además que el gobierno, hace pocos días amplió el plazo para solicitar las subvenciones que está dando a toda prisa, al parecer, porque muchas organizaciones habían dejado de pedirlas suponiendo que con la crisis y los recortes, estas partidas habían quedado paralizadas, porque al fin de cuentas, parece que es más importante desenterrar a unos cuantos republicanos de hace 75 años, que pagar por ejemplo a todos estos autónomos a los que la administración ha dejado colgados y por ello el Ministerio de Presidencia del Gobierno todavía va a repartir 5.681.000 euros, que supone un 40% más de lo que se daba en otros ejercicios curiosamente en los que la crisis no era tan patente.

Lo curioso es que, según se lee en el medio que uno quiera, de los 5,6 millones de euros, tan sólo 1.385.000 euros son los que se emplean en realidad a la exhumación e identificación de cadáveres, empleándose el resto en múltiples estudios, exposiciones y demás ocurrencias que permitan justificar las mencionadas partidas.

Lo dicho, cuando se lee la prensa estos días, una de dos, o se toma la postura de que todo lo que dicen los medios es falso o nos tentamos bien la ropa y es que como decía un abuelo curtido en años de un pequeño pueblo de la montaña: “cuando la becerra tiene mal el ojo, mala pinta tiene la becerra”

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.