publi

Por Dazibao-Ñ-/
En Maldivas, el ciudadano indio Shijo Kokcato, de 30 años  de edad y maestro de posesión, permanece en prisión por la posesión de una Biblia y un rosario. La policía fue alertada sobre las actividades "delictivas" del cristiano por sus compeñeros de trabajo.

 

 Shijo Kokcato transfirió accidentalmente archivos que contenían cantos religiosos y una imagen de la Virgen a un ordenador de la escuela. Inmediatamente, al tener conocimiento del hecho sus compañeros le denunciaron a la policía, que procedió a un registro del domicilio de Shijo, en cuyo transcurso fueron encontrados un rosario y una Biblia.

Shijo, gracias a la delación de sus compañeros de profesión se encuentra en prisión desde hace una semana, porque la tenencia de objetos de culto no mahometanos está estrictamente prohibida. En Maldivas, cuyo régimen islámico fomenta la llegada de turistas infieles, no se admite el culto de ninguna otra fe que no sea la musulmana; incluso en  la Constitución se declara que no se concederá la nacionalidad a persona alguna que no profese el islam.

En este país insular de paradisíacas playas, en 1998 fueron encarcelados 50 residentes sospechosos de ser cristianos, y  se expulsó sin contemplaciones a 19 extranjeros acusados de realizar actividades contrarias al islam. Sin embargo, Maldivas no es una nación víctima de los desvaríos “radicales” de unos pocos, puesto que sus ciudadanos han decidido democráticamente regirse por su sistema basado en la más estricta observancia del islam, aunque esto signifique la negación absoluta de los derechos fundamentales de la persona.

Un cristiano es encarcelado por la posesión de una Biblia y un rosario en su domicilio

Por Dazibao-Ñ-/
En Maldivas, el ciudadano indio Shijo Kokcato, de 30 años  de edad y maestro de posesión, permanece en prisión por la posesión de una Biblia y un rosario. La policía fue alertada sobre las actividades "delictivas" del cristiano por sus compeñeros de trabajo.

 

 Shijo Kokcato transfirió accidentalmente archivos que contenían cantos religiosos y una imagen de la Virgen a un ordenador de la escuela. Inmediatamente, al tener conocimiento del hecho sus compañeros le denunciaron a la policía, que procedió a un registro del domicilio de Shijo, en cuyo transcurso fueron encontrados un rosario y una Biblia.

Shijo, gracias a la delación de sus compañeros de profesión se encuentra en prisión desde hace una semana, porque la tenencia de objetos de culto no mahometanos está estrictamente prohibida. En Maldivas, cuyo régimen islámico fomenta la llegada de turistas infieles, no se admite el culto de ninguna otra fe que no sea la musulmana; incluso en  la Constitución se declara que no se concederá la nacionalidad a persona alguna que no profese el islam.

En este país insular de paradisíacas playas, en 1998 fueron encarcelados 50 residentes sospechosos de ser cristianos, y  se expulsó sin contemplaciones a 19 extranjeros acusados de realizar actividades contrarias al islam. Sin embargo, Maldivas no es una nación víctima de los desvaríos “radicales” de unos pocos, puesto que sus ciudadanos han decidido democráticamente regirse por su sistema basado en la más estricta observancia del islam, aunque esto signifique la negación absoluta de los derechos fundamentales de la persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada