Header Ads

A Sadia Sheikh la asesinó su familia por llevar una vida "demasiado occidental"

Por Dazibao-Ñ-/
En Bélgica, ha comenzado el proceso por el asesinato de Sadia Sheik, una joven de 20 años, a la que su familia dio muerte por una cuestión de “honor”.

Sadia Sheik, de origen paquistaní,  murió de un disparo en octubre de 2007 en la ciudad belga de Mons, por vivir en pecado con un nativo del país y rechazar un matrimonio convenido. En el banquillo de los acusados se sientan sus padres, Tarik Mahmood Sheikh, de 61 años y Zahida, de 59; su hermana Sariya, de 22 y su hermano Mudusar, de 27. Todos ellos se enfrentan a una posible condena a cadena perpetua.

Los padres y la hermana de la víctima se han declarado inocentes, mientras que el hermano, Mudusar, se ha confesado culpable ante el Tribunal y ha exculpado del crimen al resto de la familia; sin embargo, las pruebas aportadas por la policía indican que todos los miembros de la familia participaron en la comisión del “crimen de honor”.

En el “crimen de honor”, que tiene su origen en la tradición islámica, siempre colabora activamente el entorno familiar incluyendo a tíos y primos, puesto que lo importante es lavar el buen nombre del clan. En ocasiones, cuando la mujer que ha mancillado la “honra” del grupo se encuentra en lugar alejado o seguro, so pretexto de una supuesta reconciliación, es requerida para mantener un fraternal encuentro con su familia, momento que es aprovechado para el ajuste de cuentas.

A finales de octubre de 2007, Sadia acudió al domicilio familiar creyendo que iba a ser perdonada por llevar una vida “demasiado occidental”, pero allí sus padres y hermanos la esperaban para darle muerte. Según la prensa belga, este es el primer caso de “crimen de honor” perpetrado en el país.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.