publi

Por Dazibao-Ñ-/
El llamado “Consejo Nacional de los Derechos Humanos”, organismo cercano al extinto régimen de Mubarak y muy próximo al actual Gobierno militar, ha absuelto de toda responsabilidad a los militares egipcios que perpetraron la matanza de 36 cristianos el 9 de octubre.



Según el informe evacuado por el organismo encargado de la defensa de los derechos humanos en Egipto, los militares no abrieron fuego contra los cristianos que el día 9 de octubre se manifestaban pacíficamente frente  al edificio de la televisión pública, y acusa a elementos “infiltrados” de cometer la masacre.

En el informe no se menciona qué tipo de munición se encontró en los cadáveres, y se omite toda referencia a los coptos que murieron atropellados por vehículos militares. Según testigos presenciales, los militares arrojaron al Nilo cadáveres mutilados para borrar, en la medida de lo posible, pruebas de su actuación criminal; sin embargo, las fotografías tomadas por los cristianos y enviadas a la prensa demuestran la realidad del hecho.

Quienes han quedado al margen de toda investigación son los funcionarios de la televisión pública que, falsamente, anunciaron: “¡Auxilio, los cristianos están matando a nuestros heroicos soldados y han quemado coranes!”. Este llamamiento, provocó la ira de los mahometanos que salieron a las calles de El Cairo a la caza del cristiano y al saqueo de propiedades  de “infieles”. No obstante, la campaña de odio dirigida por medios oficiales no cesó tras el sangriento estallido de violencia, sino que se mantiene y está convirtiendo a las víctimas del 9 de octubre en verdugos.

Pese a las insidias y mentiras propaladas por el régimen egipcio, lo cierto es que los cristianos fueron autorizados a manifestarse, que la televisión pública mintió, y que policías y militares, gritando “Alá es grande” y “perros infieles”, dispararon contra la multitud desarmada. Y así lo atestigua en este vídeo un soldado que se jacta de haber disparado en el pecho a un copto, por lo que es aplaudido por un entregado público de vociferantes mahometanos.


Egipto: El Consejo Nacional de los Derechos Humanos exonera de responsabilidad a los militares por la matanza del 9 de octubre

Por Dazibao-Ñ-/
El llamado “Consejo Nacional de los Derechos Humanos”, organismo cercano al extinto régimen de Mubarak y muy próximo al actual Gobierno militar, ha absuelto de toda responsabilidad a los militares egipcios que perpetraron la matanza de 36 cristianos el 9 de octubre.



Según el informe evacuado por el organismo encargado de la defensa de los derechos humanos en Egipto, los militares no abrieron fuego contra los cristianos que el día 9 de octubre se manifestaban pacíficamente frente  al edificio de la televisión pública, y acusa a elementos “infiltrados” de cometer la masacre.

En el informe no se menciona qué tipo de munición se encontró en los cadáveres, y se omite toda referencia a los coptos que murieron atropellados por vehículos militares. Según testigos presenciales, los militares arrojaron al Nilo cadáveres mutilados para borrar, en la medida de lo posible, pruebas de su actuación criminal; sin embargo, las fotografías tomadas por los cristianos y enviadas a la prensa demuestran la realidad del hecho.

Quienes han quedado al margen de toda investigación son los funcionarios de la televisión pública que, falsamente, anunciaron: “¡Auxilio, los cristianos están matando a nuestros heroicos soldados y han quemado coranes!”. Este llamamiento, provocó la ira de los mahometanos que salieron a las calles de El Cairo a la caza del cristiano y al saqueo de propiedades  de “infieles”. No obstante, la campaña de odio dirigida por medios oficiales no cesó tras el sangriento estallido de violencia, sino que se mantiene y está convirtiendo a las víctimas del 9 de octubre en verdugos.

Pese a las insidias y mentiras propaladas por el régimen egipcio, lo cierto es que los cristianos fueron autorizados a manifestarse, que la televisión pública mintió, y que policías y militares, gritando “Alá es grande” y “perros infieles”, dispararon contra la multitud desarmada. Y así lo atestigua en este vídeo un soldado que se jacta de haber disparado en el pecho a un copto, por lo que es aplaudido por un entregado público de vociferantes mahometanos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada