publi

Teníamos razón los que desconfiábamos del “abandono definitivo de la violencia” proclamada por ETA. Muchos, entre ellos los medios afines o próximos al PSOE, brindaban con champán por el supuesto y falaz desistimiento de ETA. Era tanto el afán de los socialistas por vender algo, aunque fuera humo de pajas, que poco les faltó para salir a la calle con charangas y cohetes para celebrar el evento. Supongo que los de ETA se reirían a carcajadas en los entresijos de su siniestra estrategia. Algunos, como el actual candidato a la presidencia del Gobierno, el señor Pérez y el lehendakari del gobierno vascongado, señor López, hasta derramaron lágrimas, en un acto enternecedor de emoción no sé por qué.

En la entrevista de Gara, ETA va enseñando sus cartas, las que suponíamos. No hay que ser muy sagaz para preverlo. Expresan su voluntad de desarme si se sacan a los presos a la calle (incluido Chapote con cerca del millar de años de condena, por crímenes horrendos) y si les regalamos Navarra, lo que es una aproximación a la Euskal Herria del ideólogo de ETA, Krutwig, que diseñó un mapa, que ya contemplaban los nazis en Alemania en su proyecto de la Europa de los pueblos bajo el signo de la esvástica. Un paso más hacia la independencia. Y es que ETA lo está haciendo con inteligencia. Poco a poco hasta la victoria final, como dice el eslogan abertzale: golpe a golpe hasta la derrota del enemigo. Estaba cantado que iba a ser así, salvo para ingenuos o manipuladores que nos querían vender otra moto.

Es muy triste observar cómo un grupo de mafiosos encapuchados está manejando la batuta del concierto de borregos que cantan desafinando pensando que emulan a una ópera prima versallesca. Nunca tan pocos han influido tanto sobre tantos. Y a esto le llaman democracia.

Ernesto Ladrón de Guevara | ETA enseña la patita

Teníamos razón los que desconfiábamos del “abandono definitivo de la violencia” proclamada por ETA. Muchos, entre ellos los medios afines o próximos al PSOE, brindaban con champán por el supuesto y falaz desistimiento de ETA. Era tanto el afán de los socialistas por vender algo, aunque fuera humo de pajas, que poco les faltó para salir a la calle con charangas y cohetes para celebrar el evento. Supongo que los de ETA se reirían a carcajadas en los entresijos de su siniestra estrategia. Algunos, como el actual candidato a la presidencia del Gobierno, el señor Pérez y el lehendakari del gobierno vascongado, señor López, hasta derramaron lágrimas, en un acto enternecedor de emoción no sé por qué.

En la entrevista de Gara, ETA va enseñando sus cartas, las que suponíamos. No hay que ser muy sagaz para preverlo. Expresan su voluntad de desarme si se sacan a los presos a la calle (incluido Chapote con cerca del millar de años de condena, por crímenes horrendos) y si les regalamos Navarra, lo que es una aproximación a la Euskal Herria del ideólogo de ETA, Krutwig, que diseñó un mapa, que ya contemplaban los nazis en Alemania en su proyecto de la Europa de los pueblos bajo el signo de la esvástica. Un paso más hacia la independencia. Y es que ETA lo está haciendo con inteligencia. Poco a poco hasta la victoria final, como dice el eslogan abertzale: golpe a golpe hasta la derrota del enemigo. Estaba cantado que iba a ser así, salvo para ingenuos o manipuladores que nos querían vender otra moto.

Es muy triste observar cómo un grupo de mafiosos encapuchados está manejando la batuta del concierto de borregos que cantan desafinando pensando que emulan a una ópera prima versallesca. Nunca tan pocos han influido tanto sobre tantos. Y a esto le llaman democracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada