publi

Por Dazibao-Ñ-/
Ha nacido en el hospital Charité de Berlín un niño al que su madre, una devota mahometana, le ha impuesto el sugerente nombre de “Yihad”.

 

Elfi Yaghi, de 40 años de edad, llamará a su décimo hijo, que pesó 5,79 kilos al nacer, “Yihad”; aunque también habría sido adecuado llamarlo“Huari”, nombre de pila del ex presidente argelino Bumedian, quien obsequió hace décadas a Occidente con una profecía:”Conquistaremos Europa con el vientre de nuestras mujeres”.

En Alemania, residen cuatro millones de mahometanos, en su mayoría de origen turco y magrebí, poco proclives a la integración en la sociedad de acogida. Merkel, consciente de los conflictos generados por esta minoría religiosa, afirmó el año pasado que el “multiculturalismo” había muerto; por su parte, Thilo Zarrazin declaró en su libro publicado en 2010 que el islam estaba entonteciendo a la sociedad alemana y que representaba un peligro cierto, inminente y grave para toda Europa.

Ayer, nació en Berlín un niño al que sus padres, inmigrantes musulmanes que se benefician del estado de bienestar de los infieles, llamarán “Yihad”, lo que demuestra el enorme interés de los recién llegados por integrarnos en su cultura. 

 

Nace en Berlín un niño al que sus padres llamarán "Yihad"

Por Dazibao-Ñ-/
Ha nacido en el hospital Charité de Berlín un niño al que su madre, una devota mahometana, le ha impuesto el sugerente nombre de “Yihad”.

 

Elfi Yaghi, de 40 años de edad, llamará a su décimo hijo, que pesó 5,79 kilos al nacer, “Yihad”; aunque también habría sido adecuado llamarlo“Huari”, nombre de pila del ex presidente argelino Bumedian, quien obsequió hace décadas a Occidente con una profecía:”Conquistaremos Europa con el vientre de nuestras mujeres”.

En Alemania, residen cuatro millones de mahometanos, en su mayoría de origen turco y magrebí, poco proclives a la integración en la sociedad de acogida. Merkel, consciente de los conflictos generados por esta minoría religiosa, afirmó el año pasado que el “multiculturalismo” había muerto; por su parte, Thilo Zarrazin declaró en su libro publicado en 2010 que el islam estaba entonteciendo a la sociedad alemana y que representaba un peligro cierto, inminente y grave para toda Europa.

Ayer, nació en Berlín un niño al que sus padres, inmigrantes musulmanes que se benefician del estado de bienestar de los infieles, llamarán “Yihad”, lo que demuestra el enorme interés de los recién llegados por integrarnos en su cultura. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada