Header Ads

Fernando de Oyarbide | El retiro dorado no debería ser el destino de algunos

Muchos son los cajones que tendrá que abrir el gobierno de Rajoy tras la salida de los socialistas, Rodríguez Zapatero a la cabeza.

Unos cajones, para conocer el estado ruinoso en el que han dejado el país, ya que auque ahora se empeñan en “cacarear” que la transición entre gobiernos saliente y entrante, ha sido modélica, lo cierto es que algunos ministros, como Leire Pajín o la cineasta González Sinde,-entre otros- han aprovechado para dar subvenciones a sus amiguetes y para hacer algún último viaje a cuerpo de reina –en este último caso- a consta de todos los españoles, y eso que estamos en crisis.

Pero hay otros cajones que también habrá que abrir y que sin duda, llevan más tiempo cerrados, como es el caso del que esconde la verdad de los atentados del 11M, del que en realidad, lo único que se sabe ciertamente, es que algún policía manipuló algunas pruebas y del que ahora se dice que pudo haber sido organizado por los Servicios Secretos marroquíes. ¿Alguien recuerda las visitas que realizó Rodríguez Zapatero poco antes de las elecciones del 2004? El caso Faisán prentenden que se mantenga en otro de esos cajones con siete llaves. Precisamente ahora se publica que De la Vega, Garzón y Zapatero se reunieron en Moncloa días antes del chivatazo y en secreto, teniendo la precaución de que las cámaras de seguridad de Moncloa no grabaran la entrada ni la salida . ¿Tanta precaución es normal en la visita a un pesidente de gobierno para realizar tareas propias y legítimas de su cargo?

Lo más probable que Rajoy, opte por no abrir algunos cajones y una vez más, algunos personajes conocidos por todos, cambien su estancia de pleno y merecido derecho en una bonita celda rodeado de chorizos, maleantes y asesinos, por el retiro dorado en algúnos cargos vitalicios de relevancia que les permita vivir como marajás el resto de sus vidas.

El futuro de alguno políticos socialistas ya está escrito: De la Vega, seguirá cobrando sus 11.803 euros mensuales (146.367 euros anuales), lo que supone más de 10 veces lo que cobra un pensionista que a 645 euros al mes, alcanza la cifra anual de 7.744 euros anuales, es decir, De la Vega, gana al mes poco menos que un pensionista en todo el año.

Garzón, gracias a las autorizaciones de sus colegas, no sólo cobra del erario público a pesar de estar suspendido mientras se celebran sus juicios, sino que además le permiten hacer suculentos bolos, por aquello de que necesita mantener su tren de vida.

Rodríguez Zapatero, no se quedará a tras y cobrará sus 150.000 euros anuales como miembro del Consejo de Estado –para eso cambió la Ley de Consejos de Estado- y como expresidente del gobierno, aunque sea considerado por todos como el peor presidente de la historia democrática española, y eso sin que se mire dentro de algunos cajones.

Mientras tanto, el 2012 se estrenará con más de 5 millones de parados, que también pagan con sus impuestos los sueldos de personajes de la política como estos.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.