publi


"Lo quieren todo y no van a parar hasta que lo logren", así se manifestaba un vecino de Tarrasa, amedrentado por la turba islámica que hoy ha tomado las calles de la ciudad. Y es que los musulmanes se han manifestado en Tarrasa contra los recortes anunciados por el Govern de Artur Mas. Unas 3.000 personas, en su mayoría musulmanes, han reivindicado el derecho de los inmigrantes a los servicios sociales y laborales.

Como en Palestina, los moros no han dudado en situar a los niños en "primera línea". Una vecina que presenciaba la manifestación ha declarado a MinutoDigital que "colocaban a los niños delante y les daban instrucciones", aunque no podía entender lo que les decían.

El colectivo magrebí ha mostrado su fuerza en la calle en una manifestación que se ha iniciado en Ca n'Anglada, uno de los barrios del centro de Terrassa con más inmigración.

La manifestación podría ser la primera de muchas que podrían estar impulsando ya desde el nuevo gobierno islamista de Marruecos. Los servicios de inteligencia españoles han mostrado su preocupación recientemente por la fuerza social y capacidad de convocatoria y movilización de los inmigrantes, y más concretamente de los musulmanes.

Invasión: los musulmanes se echan a la calle en Cataluña


"Lo quieren todo y no van a parar hasta que lo logren", así se manifestaba un vecino de Tarrasa, amedrentado por la turba islámica que hoy ha tomado las calles de la ciudad. Y es que los musulmanes se han manifestado en Tarrasa contra los recortes anunciados por el Govern de Artur Mas. Unas 3.000 personas, en su mayoría musulmanes, han reivindicado el derecho de los inmigrantes a los servicios sociales y laborales.

Como en Palestina, los moros no han dudado en situar a los niños en "primera línea". Una vecina que presenciaba la manifestación ha declarado a MinutoDigital que "colocaban a los niños delante y les daban instrucciones", aunque no podía entender lo que les decían.

El colectivo magrebí ha mostrado su fuerza en la calle en una manifestación que se ha iniciado en Ca n'Anglada, uno de los barrios del centro de Terrassa con más inmigración.

La manifestación podría ser la primera de muchas que podrían estar impulsando ya desde el nuevo gobierno islamista de Marruecos. Los servicios de inteligencia españoles han mostrado su preocupación recientemente por la fuerza social y capacidad de convocatoria y movilización de los inmigrantes, y más concretamente de los musulmanes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada