publi

La abogada de la joven, Kimberley Motley, afirmaba que, en sus conversaciones con Gulnaz, ésta le transmitió que "si podía elegir" no se casaría con el hombre que la violó.



El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ha amnistiado a la joven que fue encarcelada por adulterio tras ser violada por un familiar después de que la mujer, de nombre Gulnaz, haya aceptado casarse con su agresor y padre de su hija.

La Presidencia afgana hizo público un comunicado en el que confirmaba que una comisión judicial había discutido el caso. Después de que las dos partes, víctima y violador, "hayan acordado casarse con condiciones", Karzai firmó un decreto que autoriza la liberación de la joven, informó la cadena británica BBC.

Gulnaz, de 21 años, fue condenada inicialmente a doce años de cárcel tras denunciar que el marido de una prima la había violado hace dos años. Fruto de esta agresión, dio a luz a una niña a la que cuida en prisión.

Karzai se reunió con varios altos cargos del poder judicial después de que varios medios de comunicación denunciasen el caso de Gulnaz y el Palacio Presidencial recibiese el domingo pasado una petición de Motley firmada por casi 5.000 personas y en la que se exigía su liberación inmediata.

Obligada a casarse con su violador

La abogada de la joven, Kimberley Motley, afirmaba que, en sus conversaciones con Gulnaz, ésta le transmitió que "si podía elegir" no se casaría con el hombre que la violó.



El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ha amnistiado a la joven que fue encarcelada por adulterio tras ser violada por un familiar después de que la mujer, de nombre Gulnaz, haya aceptado casarse con su agresor y padre de su hija.

La Presidencia afgana hizo público un comunicado en el que confirmaba que una comisión judicial había discutido el caso. Después de que las dos partes, víctima y violador, "hayan acordado casarse con condiciones", Karzai firmó un decreto que autoriza la liberación de la joven, informó la cadena británica BBC.

Gulnaz, de 21 años, fue condenada inicialmente a doce años de cárcel tras denunciar que el marido de una prima la había violado hace dos años. Fruto de esta agresión, dio a luz a una niña a la que cuida en prisión.

Karzai se reunió con varios altos cargos del poder judicial después de que varios medios de comunicación denunciasen el caso de Gulnaz y el Palacio Presidencial recibiese el domingo pasado una petición de Motley firmada por casi 5.000 personas y en la que se exigía su liberación inmediata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada