publi

Un grupo cristiano ha emprendido una campaña para boicotear el programa, el cual presenta el día a día de ciudadanos musulmanes que viven en América y sus dificultades para mantener sus costumbres en el país y superar determinados estereotipos.


El reality All-American Muslim (Todos los musulmanes americanos) que emite la cadena TLC es el centro de una controversia que protagoniza estos días algunos medios estadounidenses, entre ellos Tennessean.com.

Pero el caso comenzó realmente a tener repercusión cuando el gigante empresarial Lowe's decidió retirar su publicidad del espacio en un torpe intento por esquivar la polémica

Desgraciadamente para la compañía, su reacción no logró lo que pretendía, sino todo lo contrario: varias celebridades, entre ellas el músico Russell Simmons y del actor Kal Penn, criticaron la actuación de Lowe's, que finalmente tuvo que pedir disculpas y reafirmar públicamente su compromiso con "la diversidad y la integración". La firma incluso culpó de lo sucedido a la Asociación de Familias de Florida que había emprendido la 'cruzada' contra el reality.

Aunque la polémica ha destapado viejos prejuicios y conflictos dentro del colectivo musulmán, donde los más tradicionales tachan de irreverente el comportamiento de algunos de los participantes, también ha animado los índices de audiencia del programa de telerrealidad, que ha visto como su número de televidentes subía como la espuma.

El espacio recoge la vida de cinco familias de origen libanés que viven en Dearborn (Michigan), el lugar donde se encuentra la mezquita más grande de Estados Unidos. En cada capítulo se puede observar cómo es su vida diaria, sus celebraciones y fiestas, sus creencias, los conflictos que sufren dentro y fuera de su círculo familiar y anécdotas.

Polémica en Estados Unidos por un reality musulmán

Un grupo cristiano ha emprendido una campaña para boicotear el programa, el cual presenta el día a día de ciudadanos musulmanes que viven en América y sus dificultades para mantener sus costumbres en el país y superar determinados estereotipos.


El reality All-American Muslim (Todos los musulmanes americanos) que emite la cadena TLC es el centro de una controversia que protagoniza estos días algunos medios estadounidenses, entre ellos Tennessean.com.

Pero el caso comenzó realmente a tener repercusión cuando el gigante empresarial Lowe's decidió retirar su publicidad del espacio en un torpe intento por esquivar la polémica

Desgraciadamente para la compañía, su reacción no logró lo que pretendía, sino todo lo contrario: varias celebridades, entre ellas el músico Russell Simmons y del actor Kal Penn, criticaron la actuación de Lowe's, que finalmente tuvo que pedir disculpas y reafirmar públicamente su compromiso con "la diversidad y la integración". La firma incluso culpó de lo sucedido a la Asociación de Familias de Florida que había emprendido la 'cruzada' contra el reality.

Aunque la polémica ha destapado viejos prejuicios y conflictos dentro del colectivo musulmán, donde los más tradicionales tachan de irreverente el comportamiento de algunos de los participantes, también ha animado los índices de audiencia del programa de telerrealidad, que ha visto como su número de televidentes subía como la espuma.

El espacio recoge la vida de cinco familias de origen libanés que viven en Dearborn (Michigan), el lugar donde se encuentra la mezquita más grande de Estados Unidos. En cada capítulo se puede observar cómo es su vida diaria, sus celebraciones y fiestas, sus creencias, los conflictos que sufren dentro y fuera de su círculo familiar y anécdotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada