Header Ads

Riesgo en Nigeria: El presidente ha asegurado que islamistas tienen seguidores incluso en el propio Gobierno

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, ha asegurado  que la secta islamista Boko Haram tiene seguidores incluso en el propio Gobierno nigeriano y ha alertado de que la inseguridad es mayor ahora que durante la guerra civil de la década de 1960, en la que murieron más de un millón de personas.

"Algunos están en la rama ejecutiva del Gobierno, otros en la rama parlamentaria/legislativa del Gobierno e incluso hay algunos entre la judicatura", afirmó Jonathan durante un acto religioso cristiano celebrado en la capital, Abuya.

"Hay algunos incluso en el Ejército, la Policía y otros organismos de seguridad. Otros siguen dándonos la mano y comiendo con vosotros y nunca sabréis que esa persona os apuntará con una pistola o colocará una bomba detrás de vuestra casa", ha añadido.

Estado de emergencia

El pasado 31 de diciembre Jonathan declaró el estado de emergencia en el noreste y en otras dos regiones del país para intentar contener la violencia de Boko Haram, que pretende imponer una versión más radical de la sharia o ley islámica en el país.

En Navidad los islamistas perpetraron varios atentados con bomba, incluido uno contra una iglesia de las afueras de Abuya en el que murieron 37 personas y 57 más resultaron heridas.

Por todo ello, y por el carácter secreto del grupo, Jonathan ha señalado que en cierta forma la situación es peor que durante la guerra civil. El conflicto estalló en 1967 cuando los igbo del sureste proclamaron la independencia de Biafra. En los tres años siguientes de enfrentamientos murieron más de un millón de personas, muchos de ellos por la hambruna.

"La situación en la que estamos es aún peor que durante la guerra civil en la que luchamos. Durante la guerra civil sabíamos de dónde podría venir el enemigo, pero hoy es mucho más difícil", ha indicado Jonathan.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.