publi

Me atrapó El tiempo entre costuras, una novela publicada por editorial Planeta en el 2009. Su autora, la española María Dueñas, logra en cada una de las seiscientas páginas aumentar el interés del lector. La intriga y emoción de la trama así como la fricción de lenguaje, con buen aprovechamiento de los recursos estéticos, me mantuvieron atenta a cada línea, es más, extrañé su lectura cuando finalizó. La leí a finales del 2011. Indudablemente que también despertó mi interés por la investigación, ir más a fondo de aquellos seres y momentos del Madrid de entonces, el de la guerra civil y de la primera postguerra, del Marruecos colonial, de la Lisboa cosmopolita.

"La joven modista Sira Quiroga abandona el Madrid convulso de los meses previos al alzamiento arrastrada por el amor desbocado hacia un hombre a quien apenas conoce. Con él se instala en Tánger, una ciudad exótica y vibrante donde todo puede suceder. Incluso la traición".

Es la misma María Dueñas Vinuesa, profesora titular de la Universidad de Murcia, doctora en Filología Inglesa, docente en universidades norteamericanas, como parte de su extensa trayectoria académica, quien nos aporta en el blog que dedica a su obra, la primera en ser editada, unas notas del argumento.

Se permite traducir los sentimientos de una manera extraordinaria, por eso afloran los estados del alma en los personajes. Incluso, la intimidad en ellos, como si estuvieran ahí, con vida propia. De igual manera se presentan los caracteres que identifican los seres creados, las situaciones, los lugares, cada cosa cobra dimensiones, propiedades, hasta color y belleza. Si algo es de notar, son los trajes diseñados por Sira, el personaje principal, envuelta en la alta costura con su dosis de glamour y espionaje en el transitar de su reto y su amor.

La observación minuciosa de cada detalle en uso de lo descriptivo y la sugestión de la prosa en un todo armónico e indivisible, bien logrado por la escritora, resalta la supuesta ficción. Supuesta, pues aunque prevalece, la historia es también un elemento presente. Así, las palabras mismas conducen a lo sencillamente preocupante por lo convulso del momento histórico y el entramado de la política con sus tensiones.

"Sira se traslada accidentalmente a Tetuán, capital del Protectorado Español en Marruecos. Espoleada por la necesidad de salir a flote, con argucias inconfesables y gracias a la ayuda de nuevas amistades de reputación un tanto dudosa, forjará una nueva identidad y logrará poner en marcha un selecto taller de costura en el que atenderá a clientas de orígenes lejanos y presentes insospechados".

La influencia de la época dada por referencias testimoniales inestimables le imprime posibilidades y veracidad. Sabemos que en la etapa del Protectorado Español en Marruecos su familia por parte de madre (a ella le dedica la novela) vivió en Tetuán. Así que "recuerdos y evocaciones" hacen posible El tiempo entre costuras.

"A partir de entonces, con la contienda española recién terminada y los ecos de la guerra europea resonando en la distancia, el destino de Sira queda ligado al de un puñado de carismáticos personajes -Rosalinda Fox, Juan Luis Beigbeder, Alan Hillgarth- que la empujarán hacia un inesperado compromiso en el que las artes de su oficio ocultarán algo mucho más arriesgado".

Alguien puso en mis manos este maravilloso libro de Maria Dueñas, le estoy tan agradecida, hizo posible el poder recomponer ciertos momentos de angustia e inquietud que me invadían. Lo recomiendo ampliamente.

En esta novela, la palabra, sin artificios, ni rebuscamientos, da brillo a lo expresado en una mezcla de imaginación y sensibilidad creadora, ni se diga el buen gusto, con perfecta unidad del estilo, lo que le confiere a la novela una gama tonal muy rica, si se quiere sublime, a mi me lo pareció.

http://www.marthacolmenares.com/
@Marthacolmenare

Caracas, 22 de febrero 2012

Martha Colmenares | Me atrapó "El tiempo entre costuras" de María Dueñas

Me atrapó El tiempo entre costuras, una novela publicada por editorial Planeta en el 2009. Su autora, la española María Dueñas, logra en cada una de las seiscientas páginas aumentar el interés del lector. La intriga y emoción de la trama así como la fricción de lenguaje, con buen aprovechamiento de los recursos estéticos, me mantuvieron atenta a cada línea, es más, extrañé su lectura cuando finalizó. La leí a finales del 2011. Indudablemente que también despertó mi interés por la investigación, ir más a fondo de aquellos seres y momentos del Madrid de entonces, el de la guerra civil y de la primera postguerra, del Marruecos colonial, de la Lisboa cosmopolita.

"La joven modista Sira Quiroga abandona el Madrid convulso de los meses previos al alzamiento arrastrada por el amor desbocado hacia un hombre a quien apenas conoce. Con él se instala en Tánger, una ciudad exótica y vibrante donde todo puede suceder. Incluso la traición".

Es la misma María Dueñas Vinuesa, profesora titular de la Universidad de Murcia, doctora en Filología Inglesa, docente en universidades norteamericanas, como parte de su extensa trayectoria académica, quien nos aporta en el blog que dedica a su obra, la primera en ser editada, unas notas del argumento.

Se permite traducir los sentimientos de una manera extraordinaria, por eso afloran los estados del alma en los personajes. Incluso, la intimidad en ellos, como si estuvieran ahí, con vida propia. De igual manera se presentan los caracteres que identifican los seres creados, las situaciones, los lugares, cada cosa cobra dimensiones, propiedades, hasta color y belleza. Si algo es de notar, son los trajes diseñados por Sira, el personaje principal, envuelta en la alta costura con su dosis de glamour y espionaje en el transitar de su reto y su amor.

La observación minuciosa de cada detalle en uso de lo descriptivo y la sugestión de la prosa en un todo armónico e indivisible, bien logrado por la escritora, resalta la supuesta ficción. Supuesta, pues aunque prevalece, la historia es también un elemento presente. Así, las palabras mismas conducen a lo sencillamente preocupante por lo convulso del momento histórico y el entramado de la política con sus tensiones.

"Sira se traslada accidentalmente a Tetuán, capital del Protectorado Español en Marruecos. Espoleada por la necesidad de salir a flote, con argucias inconfesables y gracias a la ayuda de nuevas amistades de reputación un tanto dudosa, forjará una nueva identidad y logrará poner en marcha un selecto taller de costura en el que atenderá a clientas de orígenes lejanos y presentes insospechados".

La influencia de la época dada por referencias testimoniales inestimables le imprime posibilidades y veracidad. Sabemos que en la etapa del Protectorado Español en Marruecos su familia por parte de madre (a ella le dedica la novela) vivió en Tetuán. Así que "recuerdos y evocaciones" hacen posible El tiempo entre costuras.

"A partir de entonces, con la contienda española recién terminada y los ecos de la guerra europea resonando en la distancia, el destino de Sira queda ligado al de un puñado de carismáticos personajes -Rosalinda Fox, Juan Luis Beigbeder, Alan Hillgarth- que la empujarán hacia un inesperado compromiso en el que las artes de su oficio ocultarán algo mucho más arriesgado".

Alguien puso en mis manos este maravilloso libro de Maria Dueñas, le estoy tan agradecida, hizo posible el poder recomponer ciertos momentos de angustia e inquietud que me invadían. Lo recomiendo ampliamente.

En esta novela, la palabra, sin artificios, ni rebuscamientos, da brillo a lo expresado en una mezcla de imaginación y sensibilidad creadora, ni se diga el buen gusto, con perfecta unidad del estilo, lo que le confiere a la novela una gama tonal muy rica, si se quiere sublime, a mi me lo pareció.

http://www.marthacolmenares.com/
@Marthacolmenare

Caracas, 22 de febrero 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada