publi

Rajoy sigue apostando por la Alianza de Civilizaciones de Zapatero

Por Dazibao-Ñ-/
El Gobierno seguirá apostando por la Alianza de Civilizaciones, aunque rebajará su contribución económica y reflexionará sobre su finalidad. Por su parte, la Junta Islámica aplaude la decisión rajóica.

Don Mariano Rajoy, que por boca de Arístegui ya avaló en su día el zapatético proyecto alianzatorio, ha manifestado su intención de proseguir en el error. Por supuesto, la noticia ha sido jaleada y celebrada por la Junta Islámica y sus voceros de Webislam,  esas aves tan bien pagadas con los dineros de los contribuyentes kafires.

Webislam, página donde todavía lucen los banners de Presidencia del Gobierno y del Ministerio de Exteriores, es una joya que recuerda las atrocidades cómicas del extinto El Papus, o las ocurrencias corrosivas de El Jueves. Su lectura es obligada para neurasténicos y depresivos; coleccionistas de disparates y amantes del humor negro. Los cuates de la webecilla, justo es reconocerlo, son también un pozo de ciencia histórica , aunque sus detractores les acusan de  cierta tendencia al esperpento ; sin embargo, gracias a ellos sabemos que los musulmanes descubrieron América en el siglo X, y que no existió jamás una invasión islámica de España.

Ayer, Día de Andalucía, estos cráneos privilegiados publicaron el asombroso artículo de un erudito de la historia que se define como “moriscólogo”. Pero ¿Qué es la moriscología? El mismo autor nos da la respuesta:

La moriscología es una disciplina apasionante que no para de verter datos, lejos de estar cerrada y acotada por el academicismo al que se quiere reducirla

Y añade: “Lo que hasta hace poco tiempo era objeto de investigadores y patrimonio por desgracia casi exclusivo de patriotas andaluces de conciencia, se está convirtiendo en asunto cada vez más de dominio público”.

El erudito articulista, que desconoce el significado de la palabra “andalusí”, proclama que no es posible hablar de moriscos españoles, sino de moriscos “andaluces”, castellanos o catalanes. Además, hace una sorprendente revelación: “Los moriscos no se sentían españoles”… como si eso le importara a alguien. El sagaz investigador, en apoyo de su descubrimiento historiológico o chismográfico, trae a colación los versos de un presunto morisco aragonés:

“cuervo maldito español
Pestífero cancerbero
Questas con tus tres cabezas
A las puertas del ynfierno”


Y sentencia saleroso y con tronío el cañí:” Lo español no es algo que une, sino que impone y niega. Porque no es espontáneo, no nace ni nació del corazón natural de los pueblos, sino a base de conquistas”.

Estas “piezas” inanes que rinden culto a lo grotesco, verdaderas ristras de risibles desvaríos, son publicadas en una web que recibe dinero público, y donde aparecen banners de instituciones del Estado. Sin embargo, lo más grave es que durante años desde Webislam, ese lucrativo proyecto de la Junta islámica, se haya podido acusar a jueces y tribunales de perpetrar el delito de prevaricación por dictar, según ellos, sentencias condenatorias “sin pruebas” y “con sometimiento a las directrices del Gobierno”. Tampoco parece razonable que quienes denigran y combaten la idea de España y amenazan con un “tendrán su 11-M”, puedan ser beneficiarios de cuantiosas subvenciones, máxime cuando anatemizan al Estado que tanto les favorece. ¿Seguirá largando caudales públicos el señor Rajoy a este tipo de webs islamistas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada