publi

El gran muftí de Arabia Saudí, el jeque Abdulaziz bin Abdulá, ha afirmado que todas las iglesias de la península Arábiga han de ser destruidas en respuesta a una pregunta sobre esta cuestión formulada por una ONG kuwaití.

El parlamentario kuwaití Osama al Munawar pidió en febrero que se prohibiera la construcción de nuevas iglesias en el país. La ONG Sociedad para el Renacimiento del Patrimonio Histórico preguntó al jeque Abdulá para que clarificara cuál era la postura del Derecho Islámico sobre este punto.

El gran muftí, el más elevado cargo en materia religiosa del país, así como presidente del Consejo Supremo de Estudiosos del Islam, ha citado al profeta Mahoma, quien dijo que en la península Arábiga ha de existir una única religión.

En base a ello ha concluido que es necesario para Kuwait, siendo parte de la península, destruir todas las iglesias en su territorio. La propuesta de Al Munawar incluía la prohibición de construir nuevas iglesias, pero no contemplaba la destrucción de las ya existentes.

El parlamentario Mohammed Hayef respaldó a Al Munawar y argumentó que el número de iglesias en el país es desproporcionado respecto al número de cristianos que viven en el emirato.

En cuanto a Arabia Saudí, todas las religiones que no sean el Islam están prohibidas y no existen iglesias, pese a lo que la minoría cristiana puede teóricamente practicar su religión en la privacidad de su vivienda.

Las declaraciones del gran muftí han causado una dura respuesta de los cristianos que habitan en Oriente Próximo a través de la red, a los que se han unido múltiples ONG, según ha informado la cadena de televisión rusa RT.

"Considerando la histeria que sacude Occidente cuando cualquier persona sin autoridad ofende al Islam, imaginemos lo que pasaría si un cristiano del peso del gran muftí, digamos el Papa, declarara que todas las mezquitas de Italia deberían ser destruidas", ha escrito Raymond Ibrahim, miembro del blog Yihad Watch, crítico con el extremismo en las leyes islámicas.

"Imaginemos la locura que se desataría en los medios occidentales y los gritos sobre 'intolerancia' y 'fanatismo', así como las demandas de disculpas si no dimisión o artículos de altos cargos políticos", ha apostillado.

 

Abdulaziz bin Abdulá, gran muftí de Arabia Saudí: "Todas las iglesias deben ser destruidas"

El gran muftí de Arabia Saudí, el jeque Abdulaziz bin Abdulá, ha afirmado que todas las iglesias de la península Arábiga han de ser destruidas en respuesta a una pregunta sobre esta cuestión formulada por una ONG kuwaití.

El parlamentario kuwaití Osama al Munawar pidió en febrero que se prohibiera la construcción de nuevas iglesias en el país. La ONG Sociedad para el Renacimiento del Patrimonio Histórico preguntó al jeque Abdulá para que clarificara cuál era la postura del Derecho Islámico sobre este punto.

El gran muftí, el más elevado cargo en materia religiosa del país, así como presidente del Consejo Supremo de Estudiosos del Islam, ha citado al profeta Mahoma, quien dijo que en la península Arábiga ha de existir una única religión.

En base a ello ha concluido que es necesario para Kuwait, siendo parte de la península, destruir todas las iglesias en su territorio. La propuesta de Al Munawar incluía la prohibición de construir nuevas iglesias, pero no contemplaba la destrucción de las ya existentes.

El parlamentario Mohammed Hayef respaldó a Al Munawar y argumentó que el número de iglesias en el país es desproporcionado respecto al número de cristianos que viven en el emirato.

En cuanto a Arabia Saudí, todas las religiones que no sean el Islam están prohibidas y no existen iglesias, pese a lo que la minoría cristiana puede teóricamente practicar su religión en la privacidad de su vivienda.

Las declaraciones del gran muftí han causado una dura respuesta de los cristianos que habitan en Oriente Próximo a través de la red, a los que se han unido múltiples ONG, según ha informado la cadena de televisión rusa RT.

"Considerando la histeria que sacude Occidente cuando cualquier persona sin autoridad ofende al Islam, imaginemos lo que pasaría si un cristiano del peso del gran muftí, digamos el Papa, declarara que todas las mezquitas de Italia deberían ser destruidas", ha escrito Raymond Ibrahim, miembro del blog Yihad Watch, crítico con el extremismo en las leyes islámicas.

"Imaginemos la locura que se desataría en los medios occidentales y los gritos sobre 'intolerancia' y 'fanatismo', así como las demandas de disculpas si no dimisión o artículos de altos cargos políticos", ha apostillado.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada