Header Ads

La Audiencia Nacional juzga a nueve islamistas que querían "liberar" Ceuta y Melilla

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá entre 8 y 11 años de prisión para nueve presuntos miembros de una célula islamista detenidos en Ceuta en 2006 y acusados de planear atentados para "liberar" esta ciudad y la de Melilla y convertir de nuevo España en Al-Ándalus bajo dominio musulmán.

En el juicio que comenzará el próximo martes, el fiscal sostendrá que la célula se fue formando a partir de abril de 2005 en la mezquita ceutí de Darkawia, en torno a la figura de Mohamed Fuad Abdeselam, que reunió un grupo que consiguió expulsar al imán del templo y sustituirlo por dos marroquíes "que predicaban la versión más extrema del islám".

"Como objetivos ideológicos tenían liberar a Ceuta y Melilla y convertir de nuevo España en Al-Ándalus, bajo dominio musulmán", dice el fiscal, que añade que en las reuniones de la célula se hablaba de ir a combatir a Irak o Afganistán e incluso de repetir en las ciudades autónomas "lo sucedido el 11 de marzo (de 2004) en Madrid".

La progresiva radicalización de los miembros del grupo -que se autodenominaron "Ejército del Mesías"- les llevó a planificar acciones concretas de violencia directa y a la búsqueda de armamento para llevarlas a cabo.

Así, acordaron obtener los explosivos del acuartelamiento de El Hacho, ya que uno de los procesados, Abdelkrim Chaib Abdelaziz, "por su experiencia militar, sabía dónde estaban guardados".

De la selección de objetivos se encargaron los hermanos Mustafá y Yusef Abderrahman Ahmed, en cuyo poder se encontraron fotos de iglesias y del puerto y del ferry de Ceuta.

Los acusados pretendían financiarse mediante robos, continúa el fiscal, que añade que Mustafá Abderrahman Ahmed intentó atracar a punta de pistola el 2 de agosto de 2006 a un comerciante que "solía llevar encima importantes cantidades de dinero" y que consiguió huir en su vehículo.

El escrito del fiscal dice asimismo que durante el periodo de actividad de la célula aparecieron en Ceuta pintadas con textos como "Muerte a los cristianos y judíos también", "Viva Al Qaeda, Zarqaui, Bin Laden, Mulá Omar" o "Viva el islám, vamos a morir por él".

Además de los anteriores, se sentarán en el banquillo de los acusados Ahmed Abderrayat Laarbi, Karim Abdeselam Mohamed, Hiasin Mustafá Mohamed, Reduan Ahmed Abderrahman y Ahmed Mustafá Mohamed.

El fiscal pide para todos ellos una pena de 8 años de prisión por integración en organización terrorista, además de otros 3 años para Abdelkrim Chaib Abdelaziz por el delito de falsedad y dos años y medio para Mustafá Abderrahman Ahmed por el de robo con intimidación.

Los procesados fueron detenidos en diciembre de 2006 en la denominada "operación Duna" dirigida por el entonces titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Baltasar Garzón.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.