publi

La fatua (edicto religioso) que emitió un predicador con la que autoriza a una mujer a usar verduras y objetos para masturbarse y no caer así en las relaciones extramatrimoniales ha desatado una polémica en Marruecos y ha replanteado el tema de canalización y la influencia de estas fatuas.

El edicto del polémico predicador marroquí Abdelbari Zamzami, emitida hace unos días, autoriza a una mujer soltera a masturbarse usando zanahorias, botellas o hasta el mango de un almirez, ya que eso le impedirá "caer en el pecado".
UNA "OPINIÓN PERSONAL"

El ministro de Asuntos Islámicos marroquí, Ahmed Taufiq, se vio obligado a intervenir en el Parlamento y aclarar que la fatua de Zamzami no deja de ser una "opinión personal", después de que un diputado lo interpelase por el carácter caótico de la emisión de fatuas en Marruecos, según informa el diario electrónico Lakome.com.

Por su parte, Zamzami manifestó su sorpresa por las críticas desatadas contra su fatua y subrayó que no ha sido el primer estudioso musulmán que diserta sobre la masturbación.

Zamzami precisó que esta fatua "no es de obligado cumplimiento" porque se dirige solo solo a la persona que "lo necesita", y especificó que está destinada especialmente a las mujeres que tienen "impedimentos" para casarse.

La fatua de Zamzami desató en las redes sociales numerosas críticas y comentarios de indignación, y han sido numerosas también las caricaturas publicadas sobre el mismo tema.

Un conocido jeque de tendencia salafista llamado Mohamed Fizazi dijo que este edicto es una locura, y supone un menosprecio por la sacralidad de la fatuas (...) Podría haber emitido su fatua en privado a una mujer, sin necesidad de hacerla pública; así, se ha puesto en ridículo".
NECROFILIA CON LA ESPOSA "RECIÉN MUERTA"

El jeque Zamzami es conocido por sus polémicas fatuas de contenido sexual; la última de ellas, que también levantó oleadas de indignación, autorizaba a los hombres a practicar la necrofilia, siempre que lo hicieran con sus esposas "recién muertas".

 

Predicador autoriza a una mujer a usar verduras y objetos para masturbarse

La fatua (edicto religioso) que emitió un predicador con la que autoriza a una mujer a usar verduras y objetos para masturbarse y no caer así en las relaciones extramatrimoniales ha desatado una polémica en Marruecos y ha replanteado el tema de canalización y la influencia de estas fatuas.

El edicto del polémico predicador marroquí Abdelbari Zamzami, emitida hace unos días, autoriza a una mujer soltera a masturbarse usando zanahorias, botellas o hasta el mango de un almirez, ya que eso le impedirá "caer en el pecado".
UNA "OPINIÓN PERSONAL"

El ministro de Asuntos Islámicos marroquí, Ahmed Taufiq, se vio obligado a intervenir en el Parlamento y aclarar que la fatua de Zamzami no deja de ser una "opinión personal", después de que un diputado lo interpelase por el carácter caótico de la emisión de fatuas en Marruecos, según informa el diario electrónico Lakome.com.

Por su parte, Zamzami manifestó su sorpresa por las críticas desatadas contra su fatua y subrayó que no ha sido el primer estudioso musulmán que diserta sobre la masturbación.

Zamzami precisó que esta fatua "no es de obligado cumplimiento" porque se dirige solo solo a la persona que "lo necesita", y especificó que está destinada especialmente a las mujeres que tienen "impedimentos" para casarse.

La fatua de Zamzami desató en las redes sociales numerosas críticas y comentarios de indignación, y han sido numerosas también las caricaturas publicadas sobre el mismo tema.

Un conocido jeque de tendencia salafista llamado Mohamed Fizazi dijo que este edicto es una locura, y supone un menosprecio por la sacralidad de la fatuas (...) Podría haber emitido su fatua en privado a una mujer, sin necesidad de hacerla pública; así, se ha puesto en ridículo".
NECROFILIA CON LA ESPOSA "RECIÉN MUERTA"

El jeque Zamzami es conocido por sus polémicas fatuas de contenido sexual; la última de ellas, que también levantó oleadas de indignación, autorizaba a los hombres a practicar la necrofilia, siempre que lo hicieran con sus esposas "recién muertas".

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada