publi

El presidente francés y candidato a la reelección, Nicolas Sarkozy, ha vuelto a arrodillarse frente al Islam y ha visitado la mezquita de París, donde aprovechó para pedir a los musulmanes que no se sientan heridos "por controversias que no tienen cabida", en referencia a la polémica de la carne 'halal'.

"Me gustaría decir a nuestros compatriotas de confesión musulmana que ellos tienen naturalmente el derecho a vivir su fe como cualquier ciudadano tiene el derecho a vivir su religión", afirmó Sarkozy.

Esta visita, en la que Sarkozy inauguró un memorial dedicado a los soldados musulmanes caídos por Francia, se produce después del revuelo causado en torno a la carne 'halal'. La primera en hablar de esta cuestión fue la aspirante del Frente Nacional Marine Le Pen, que declaró en Lille que la mayor parte de la carne que se consume en la región de París es sacrificada según el rito musulmán, lo que impide que los animales sean anestesiados, algo que a su juicio contraviene la legislación europea y francesa sobre los mataderos.

Sarkozy en la mezquita de París flirteando con el voto musulmán

El presidente francés y candidato a la reelección, Nicolas Sarkozy, ha vuelto a arrodillarse frente al Islam y ha visitado la mezquita de París, donde aprovechó para pedir a los musulmanes que no se sientan heridos "por controversias que no tienen cabida", en referencia a la polémica de la carne 'halal'.

"Me gustaría decir a nuestros compatriotas de confesión musulmana que ellos tienen naturalmente el derecho a vivir su fe como cualquier ciudadano tiene el derecho a vivir su religión", afirmó Sarkozy.

Esta visita, en la que Sarkozy inauguró un memorial dedicado a los soldados musulmanes caídos por Francia, se produce después del revuelo causado en torno a la carne 'halal'. La primera en hablar de esta cuestión fue la aspirante del Frente Nacional Marine Le Pen, que declaró en Lille que la mayor parte de la carne que se consume en la región de París es sacrificada según el rito musulmán, lo que impide que los animales sean anestesiados, algo que a su juicio contraviene la legislación europea y francesa sobre los mataderos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada