Header Ads

Islamistas reparten el Corán en colegios y guarderías alemanas

A la censura del pensamiento políticamente correcto, se unían seguramente los intereses económicos, que llevan a los Gobiernos occidentales a no criticar a las monarquías del Golfo que financian la expansión de esta visión radical del islam.

Organizaciones islamistas quieren distribuir en Alemania 25 millones de ejemplares del Corán. En prisiones, colegios y guarderías se han entregado ya miles de ejemplares. La puntilla que ha hecho saltar la alarma social han sido las amenazas a periodistas críticos con la iniciativa.

La polémica ha servido también para generar un debate muy necesario. Cuando a principios de año se produjeron agresiones a cristianos coptos egipcios exiliados en Alemania, quienes denunciaron la expansión del islám salafista fueron tildados de islamófobos.

Pero no hacer frente a esta amenaza real alimenta el radicalismo y también la hostilidad hacia el conjunto del Islam. Lo prueban las encuestas, que muestran que cada vez más alemanes perciben a sus vecinos musulmanes como una amenaza. Frente a ello, durante su viaje a Alemania, Benedicto XVI aludió a la necesidad de fomentar la convivencia pacífica «sobre la base de un entendimiento sobre ciertos valores inalienables». Es la Ley natural, que el Papa quiere recuperar como lugar de encuentro en una Europa enferma de relativismo y privada de referentes éticos comunes. Eso es lo que nos hace tan vulnerables al islam.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.