famosos

La hija de Adolfo Suárez muestra las fotos de su boda

Tras la discreta y rápida ceremonia civil, al día siguente, novios e invitados se dieron cita en el Real Café Bernabéu, cuyo dueño, Manolo Robledo, es íntimo amigo de la pareja. Para este día tan especial, Sonsoles escogió vestirse con un tradicional vestido de novia, diseñado por Rosa Clará.

Tras Pocholo… Paulo! Sonsoles Suárez, hija del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, y Paulo Wilson ya son marido y mujer. Lo cuenta en exclusiva la revista ‘Hola’, que muestra las fotos de los novios.

No fue una boda de concurrencia, ni con novia de blanco. Sonsoles Suáres y Paulo Wilson se casaron, mediante una ceremonia civil, en el ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón con un reducido número de invitados. Lo cuenta esta semana ‘Hola’ con otra exclusiva que muestra y un montón de fotos que detallan los entresijos del enlace: los novios acudieron vestidos de calle al consistorio, para después engalanarse y celebrar por todo lo alto su boda.

En la revista, podemos observar los momentos en los que peinan a la novia, su sesión de maquillaje y, lo más íntimo, cuando le ayudan a vestirse. La revista ‘Hola’ se ha volcado en mostrar la romántica boda, con un amplio reportaje de 24 páginas y 41 fotos que no dejan escapar ningún detalle de los dos días de celebración

La novia no lució el tradicional vestido blanco, sino un sencillo diseño en tonos grises sin mangas y como complementos, unos Louboutin negros. Después, los novios celebraron una fiesta a la que no faltaron invitados como Marta Sánchez, Jesús Cabanas, Manuel Campo Vidal y sendas familias.

UNA BODA, MUY DE TRANSICIÓN

¿Quién les casó? Andrés Calvo-Sotelo, hijo del ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo-Sotelo, y, un día después, ante sus amigos y familiares celebraron el banquete.

Uno de los hermanos de Sonsoles, Javier Suárez y su novia, Tatiana von Breisky fueron los encargados de ejercer como testigos en la ceremonia civil, a la que no faltaron el resto de hijos del ex presidente Suárez, que por sus problemas de salud no pudo acudir a ninguna de los dos celebraciones.

Sin embargo, estuvo muy presente en la mente de la novia, que tampoco olvidó a su madre, fallecida hace ya unos años. “Fui a comprar las alianzas a la joyería a la que de niña me llevaba mi madre. Cuando me vieron se acordaron de ella y me las regalaron.

Así que para mí es como si nos las hubieses regalado mi madre”, recuerda en ‘¡Hola!’ Sonsoles que asegura que con esta boda ha cumplido un sueño que perseguía desde hacía tiempo.

Tras la discreta y rápida ceremonia civil, al día siguente, novios e invitados se dieron cita en el Real Café Bernabéu, cuyo dueño, Manolo Robledo, es íntimo amigo de la pareja. Para este día tan especial, Sonsoles escogió vestirse con un tradicional vestido de novia, diseñado por Rosa Clará.