Header Ads

Según el candidato de los Hermanos Musulmanes a la Presidencia de Egipto: "los cristianos deberán convertirse al islam, pagar la jizya o abandonar el país"

Por Dazibao-Ñ-/
Mahoma Morsi, candidato de los Hermanos Musulmanes a la Presidencia de Egipto, ha declarado que si gana las elecciones ofrecerá a los cristianos una oferta que no podrán rechazar: la conversión, el pago de la jizya o la expulsión.

Morsi, el más digno representante de la “democracia con características musulmanas”, ha afirmado que los diez millones de cristianos coptos de Egipto deberán abrazar la fe mahometana, pagar el impuesto que pesa sobre los infieles o abandonar el país cuando se produzca la segunda conquista islámica de Egipto. Según  Morsi, criatura de la “Primavera Árabe”, la primera conquista se produjo en el año 641... y la segunda tendrá lugar cuando él alcance al poder.

El candidato de los Hermanos Musulmanes también ha dejado meridianamente claro que nadie ni nada, incluyendo a Ahmed Shafiq (su oponente),  podrá impedir la segunda conquista musulmana de Egipto, esto es, su apocalíptica victoria electoral que anuncia genocidios en el interior y guerra con alguna nación limítrofe.

Pero las contundentes observaciones mafiosas de Mahoma Morsi no son algo insólito o inusual, puesto que otros dirigentes de la Cosa Nostra musulmana y renombrados clérigos se han expresado en idénticos y criminógenos términos, sembrando el terror entre los cristianos coptos que huyen de su país  masivamente antes de que sea demasiado tarde.

Occidente ha defenestrado a sus dictadores domesticados del norte de África. Y este hecho ha provocado el ascenso de la cochambre islámica que anuncia sin disimulo más opresión para los diez millones de cristianos coptos egipcios que, desde la llegada de los seguidores de Mahoma, viven bajo la amenaza, la coacción y el miedo. La OTAN y sus mariachis lanzaron mortíferos “bombardeos humanitarios” sobre una Serbia asediada internacionalmente, sin que importara en demasía a nadie el número de víctimas civiles, para defender la causa musulmana de bosnios y narco-kosovares, puesto que las violaciones de los Derechos Humanos cometidas por las autoridades serbias debían ser objeto de la mayor censura y condena.

Atrabiliarias cotorras ataviadas con la pañoleta palestina vociferan ( desde la caída de Mubarak) que aniquilarán a los cristianos si Alá les concede la victoria. Y si tantas bravatas, rebuznos y flato mental desencadenan una violación sistemática de los Derechos Humanos... ¿Qué harán los gerifaltes y  viejas de ambos sexos de Washington, Londres, París o Madrid? ¿cómo reaccionarán los protectores de bosnios y narco-kosovares si diez millones de cristianos egipcios se ven sometidos a una sistemática y sangrienta persecución como augura Mahoma Morsi? ¿actuará diligentemente en defensa del Derecho de gentes la  OTAN, una organización terrorista según sus detractores?

 

 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.