El fanatismo musulmán

Un ateo es condenado en Indonesia a 2 años de prisión. En Nigeria han sido asesinados 36 cristianos. En Pakistán la quema de un Corán desencadena una ola de violencia

Por Dazibao-Ñ-/

En la tolerante Indonesia, un ateo ha sido molido a palos y condenado a 2 años y 6 meses de prisión por afirmar en Facesbook que no cree en los dioses. El Pakistán los enloquecidos siguen persiguiendo a los blasfemos. En Nigeria, los musulmanes vuelven a masacrar a los cristianos.

Alexander Aan, de 32 años de edad, cometió el error de declararse ateo en un país musulmán, lo que ha significado para él una condena a prisión y verse aporreado y pateado por  ofendidos hijos de Alá. El juez que le ha condenado, además de tener presente su descreimiento manifestado en Facesbook, consideró como agravante haber bajado de Internet tres artículos considerados vejatorios para con la persona del profeta pedófilo. En uno de los artículos se aludía a la atracción sexual que el Mensajero de Alá sintió hacia la esposa de su hijo adoptivo; en otro, se describía cómo Mahoma mantuvo un buen coito con Mariyah, la criada cristiana de una de sus esposas. Pero lo realmente chusco es que tales referencias relativas a  la vida del Cartero de Alá se encuentran en los hadices, textos “canónicos” que conforman el credo islámico, por lo que no se entiende que los jurisprudentes indonesios se llamen a escándalo, salvo que en realidad se sientan avergonzados por las repugnantes ocurrencias de Mahoma.

Pero Indonesia no es el único país islámico donde  los creyentes de Alá se han manifestado con inusitada furia en estos últimos días. Por ejemplo, en Pakistán 19 personas han resultado heridas de bala y 2 niños han muerto a consecuencia de violentos enfrentamientos entre coléricos manifestantes y la policía. El origen de la desatada violencia islámica fue la quema de un Corán por un deficiente psíquico.

Por supuesto, en esta crónica negra no podía faltar la diaria referencia sangrienta nigeriana. Y es que ayer 36 cristianos fueron asesinados en el Estado de Kaduna a manos de seguidores de la “religión de paz”… mahometana. Mañana se aportará otra lista de bajas, mientras que en todo Occidente los almuédanos siguen llamando a la oración desde los minaretes y los imanes no cesan de propalar sus desvaríos criminógenos.



También ha sido noticia: