Header Ads

Violencia islámica: Asesinan a cuatro personas tras un asalto musulmán a una comunidad budista en Birmania

Cuatro personas han muerto este viernes después de que cientos de musulmanes rohingyas asaltasen una comunidad budista en el estado de Rajine, situado en el oeste del país y escenario de un recrudecimiento de la violencia interreligiosa.

Los rohingyas, en su mayoría apátridas y sometidos a fuertes restricciones por parte de las autoridades, cometieron el asalto en Muangdaw tras los rezos del viernes. Atacaron con piedras a los budistas y prendieron fuego a casas y edificios, según testigos.

Un portavoz de la Presidencia birmana, Hmu Zaw, ha informado a través de Facebook de que cuatro budistas, entre ellos un médico y un anciano, murieron tras ser apuñalados. Sin embargo, una fuente del hospital de Muangdaw ha rebajado a un fallecido y cuatro heridos el balance de víctimas.

Las autoridades han impuesto un toque de queda en Muangdaw para evitar nuevos episodios violentos, después de que en los últimos días la tensión haya ido en aumento. Un político y un activista rohingyas han dicho, citando a fuentes locales, que los últimos ataques han tenido lugar después de la muerte de varios musulmanes por disparos de las fuerzas de seguridad.

Los disturbios de hoy se producen cinco días después de que diez musulmanes --en este caso no rohingyas-- falleciesen

en un ataque perpetrado por una patrulla ciudadana budista cerca de la localidad de Taunggoke, también en el estado de Rajine.

Ocho de las víctimas viajaban en un autobús de ruta que fue detenido por los asaltantes cerca de Taunggoke. El grupo acusaba a los pasajeros de la violación y el asesinato de una mujer budista cometidos la semana pasada. Las otros dos victimas iban en otro coche.

Tras las protestas de colectivos musulmanes para que se investiguen los hechos, el jueves varios periódicos estatales han informado de la puesta en marcha de una comisión de investigación sobre los hechos.

Rajine acoge a la principal comunidad musulmana de Birmania, principalmente rohingyas, musulmanes que fueron llevados por la fuerza al país en la década de 1820 por los colonizadores británicos para utilizarlos como mano de obra. La ONU calcula que los rohingyas suman unas 800.000 personas en tres zonas de este estado fronterizo con Bangladesh.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.