publi

Animados por el auge de los turistas musulmanes en el mundo, muchos «resort» de Tailandia y Australia ofrecen servicios según las reglas islámicas

Con una población mundial estimada en los 1.800 millones, los musulmanes se han convertido en uno de los objetivos de moda de la industria del turismo mundial, que va desde Australia hasta Alemania, con la construcción de spas islámicos, salas de oración y restaurantes "halal".

Los gastos de los turistas musulmanes crecerán, según los analistas, un 4,8 por ciento al año hasta el 2020, frente al 3,8 por ciento del resto de los turistas. Así lo afirman dos estudios especializados en ese mercado que acaban de publicarse simultáneamente en Singapur y en Estados Unidos.

Egipto, Malasia e Indonesia siguen siendo los destinos favoritos de los turistas musulmanes, pero también otros no musulmanes siguen de cerca ese sector y se preparan para hacerse más atractivos. Es el caso en particular de Tailandia y de Australia.

País mayoritariamente budista, Tailandia ha lanzado una campaña turística oficial de promoción de spas islámicos, donde mujeres y hombres están separados.

En Australia, el balneario de moda de Gold Coast ha lanzado este año una campaña para que muchos turistas musulmanes "pasen el ramadán (mes de ayuno islámico) más fresco de su vida"

El Islam crece a la sombra de los intereses económicos: Tailandia y Australia ofrecen servicios turísticos según las reglas islámicas

Animados por el auge de los turistas musulmanes en el mundo, muchos «resort» de Tailandia y Australia ofrecen servicios según las reglas islámicas

Con una población mundial estimada en los 1.800 millones, los musulmanes se han convertido en uno de los objetivos de moda de la industria del turismo mundial, que va desde Australia hasta Alemania, con la construcción de spas islámicos, salas de oración y restaurantes "halal".

Los gastos de los turistas musulmanes crecerán, según los analistas, un 4,8 por ciento al año hasta el 2020, frente al 3,8 por ciento del resto de los turistas. Así lo afirman dos estudios especializados en ese mercado que acaban de publicarse simultáneamente en Singapur y en Estados Unidos.

Egipto, Malasia e Indonesia siguen siendo los destinos favoritos de los turistas musulmanes, pero también otros no musulmanes siguen de cerca ese sector y se preparan para hacerse más atractivos. Es el caso en particular de Tailandia y de Australia.

País mayoritariamente budista, Tailandia ha lanzado una campaña turística oficial de promoción de spas islámicos, donde mujeres y hombres están separados.

En Australia, el balneario de moda de Gold Coast ha lanzado este año una campaña para que muchos turistas musulmanes "pasen el ramadán (mes de ayuno islámico) más fresco de su vida"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada