Header Ads

Javier García | ¡¡¡Pudimos y Podremos!!!

Ya más que acostumbrados estamos los españoles a ver la resignación que las personas que nos rodean vierten sobre nuestro futuro. La situación es mala, muy mala, pero contra más mala sea y más resignación mostremos, más lejos y difícil será nuestra recuperación.

Esta semana, el Miércoles 18 de Julio, se cumplen 76 años desde que muchos de nuestros familiares, o familiares de nuestros ahora compañeros de trinchera, decidieron dar un paso al frente y dar inicio al Alzamiento Nacional (O Golpe de Estado).

En la situación en la que nos encontramos, no es tan diferente a la que se encontraban en el 36. De hecho, muchas fuentes coinciden en que el Alzamiento se debió principalmente al descontento del ejército, a la conflictividad social, a los nacionalismos periféricos, la revolución obrera y la conflictividad agraria. Todos estos puntos hoy, en el 2012, vuelven a cumplirse. Aunque esta vez es peor, puesto que a esos puntos tenemos que añadir una tasa de desempleo insostenible, unos niveles de inmigración insólitos, unas leyes que dejan al pueblo totalmente desprotegido…

Por ello, no tenemos por qué resignarnos. Es más, tenemos que animar a todas esas personas de nuestro alrededor resignadas a que se levanten, porque lo que está en juego es algo muy importante. Mucho más importante que la Esteban o que hacer un hastag Trending Topic en Twitter. Lo que está en juego es el futuro de nuestros hij@s De nuestros niet@s. Su salud, su educación, su bienestar… Y no solo de nuestros “herederos”, sino también el bienestar de nuestros mayores. Mayores que en muchos casos no dudaron en tirarse a la calle en el 36 para asegurarnos un mejor futuro a nosotros. No podemos permitir que su lucha quede en saco roto y que simplemente haya valido durante 70 años. Tenemos que hacer que dure, para que nuestros hij@s y niet@s el día de mañana puedan vivir mejor que nosotros y que al vernos puedan sentirse orgullosos de nosotros.

Puede que muchos penséis que es una posición algo extrema… Pero pensad: ¿Acaso no es extremo que nuestros jubilados tengan que pagar medicinas después de haber estado cotizando toda la vida? ¿Acaso no es extremo que miles de españoles vivan por debajo del umbral de la pobreza? ¿Acaso no es extremo que estén subiéndonos los impuestos cuando ya no podemos soportar los que teníamos? ¿Acaso no es extremo el ver que mientras tú y tus hijos pasáis hambre la casta política que vive de nuestros bolsillos viaja en lujosos vehículos, aviones o barcos? ¿Acaso no es extremo el ver cómo mientras tú no paras de buscar trabajo por donde ya has pasado cien veces una diPUTAda exclama “Que se jodan” mientras el presidente del gobierno está anunciando la rebaja en un 10% de la cuantía que reciben los desempleados?

Pues sí. Todo es muy extremo. Pero este es el momento. Tenemos que volver a demostrar que unidos no podrán con nosotros. Que el orgullo Español es algo más que estar delante de Facebook todos los días y que el dar la vida por España y por tú familia no es pinchar en “me gusta” ó “asistiré” en un evento. Tenemos que “dar el callo” y honrar a nuestros antepasados. Porque si PUDIMOS, ¡¡¡PODREMOS!!!

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.