publi

Por Dazibao-Ñ-/
El Día de los Niños de Ramallah, una niña de 5 años muestra a los periodistas de la televisión palestina su “muñeca mártir” asesinada por los sionistas.

El 22 de abril, la televisión palestina emitió un emotivo reportaje sobre el Día de los Niños de Ramallah. Durante el tragicómico evento, que recuerda los episodios más descacharrantes de los Monster o La Familia Adams, una pequeña Morticia de incipientes tendencias góticas fue entrevistada por los profesionales palestinos de la televisión a quienes con aire candoroso les dijo: “Mi muñeca fue asesinada por el ejército de ocupación cuando era joven, por esto no pudo crecer”. Abrazaba la niña, mientras hablaba, a su muñeca mártir envuelta en un sudario y la preceptiva bandera, al tiempo que un enjambre de activistas de 5 años lanzaban consignas y exhibían pancartas reivindicativas. VIDEO.

Los palestinos, maestros en aventar embustes  y seducidos por el culto a la muerte, se sienten fascinados por todo lo macabro y sangriento. Y con la misma frescura hacen posible que una niña de 5 años muestre orgullosa su muñeca amortajada y, tal vez, torturada por el Mossad, como crean con notable desvergüenza el mito de un menor llamado Al-Dura.

Mahoma Al-Dura, a los 12 años de edad, murió en el año 2000 a causa de los disparos efectuados por soldados israelíes. Un reportero francés del Canal 5, que se encontraba en el lugar de los hechos, registró las aterradoras imágenes que dieron inmediatamente la vuelta al mundo y convirtieron al joven Mahoma en un icono. VÍDEO.

El interfecto fue un héroe, un mártir  que tuvo el coraje, después de haber muerto, de levantar sutilmente el cartón que cubría su cadáver para ver cómo estaba el patio, según se observa en el vídeo completo y sin cortes del canal galo. Al-Dura venció, como el Cid, al morir; y como mártir debió ascender a los cielos al igual que Mahoma, puesto que en su sepultura no se hallan restos humanos... otro milagro del islam

Mientras que en Palestina las niños sueñan con matar judíos, las niñas juegan con barbies amortajadas y los imanes lanzan bravatas y patrañas, los “rebeldes” sirios  hacen estallar sus bombas en el momento más inoportuno despedazando a los suyos. Como se aprecia en éste vídeo, desafectos al régimen de Al-Assad discurren por una calle trasportando el cadáver de un rebelde,  entre cánticos de “¡Alá es grande!”, cuando son sorprendidos por la deflagración de un artefacto explosivo de procedencia “amiga”. El esperpentual personaje que graba las escalofriantes escenas, curiosamente, no cesa de gritar: “¡Alá es grande!”, aunque camina entre charcos de sangre, heridos graves y cuerpos desmembrados. Tanto amor a la muerte no puede ser bueno para salud, pero ¡Alá es grande!.

 

Una niña palestina de 5 años muestra a unos periodistas su muñeca "mártir" amortajada

Por Dazibao-Ñ-/
El Día de los Niños de Ramallah, una niña de 5 años muestra a los periodistas de la televisión palestina su “muñeca mártir” asesinada por los sionistas.

El 22 de abril, la televisión palestina emitió un emotivo reportaje sobre el Día de los Niños de Ramallah. Durante el tragicómico evento, que recuerda los episodios más descacharrantes de los Monster o La Familia Adams, una pequeña Morticia de incipientes tendencias góticas fue entrevistada por los profesionales palestinos de la televisión a quienes con aire candoroso les dijo: “Mi muñeca fue asesinada por el ejército de ocupación cuando era joven, por esto no pudo crecer”. Abrazaba la niña, mientras hablaba, a su muñeca mártir envuelta en un sudario y la preceptiva bandera, al tiempo que un enjambre de activistas de 5 años lanzaban consignas y exhibían pancartas reivindicativas. VIDEO.

Los palestinos, maestros en aventar embustes  y seducidos por el culto a la muerte, se sienten fascinados por todo lo macabro y sangriento. Y con la misma frescura hacen posible que una niña de 5 años muestre orgullosa su muñeca amortajada y, tal vez, torturada por el Mossad, como crean con notable desvergüenza el mito de un menor llamado Al-Dura.

Mahoma Al-Dura, a los 12 años de edad, murió en el año 2000 a causa de los disparos efectuados por soldados israelíes. Un reportero francés del Canal 5, que se encontraba en el lugar de los hechos, registró las aterradoras imágenes que dieron inmediatamente la vuelta al mundo y convirtieron al joven Mahoma en un icono. VÍDEO.

El interfecto fue un héroe, un mártir  que tuvo el coraje, después de haber muerto, de levantar sutilmente el cartón que cubría su cadáver para ver cómo estaba el patio, según se observa en el vídeo completo y sin cortes del canal galo. Al-Dura venció, como el Cid, al morir; y como mártir debió ascender a los cielos al igual que Mahoma, puesto que en su sepultura no se hallan restos humanos... otro milagro del islam

Mientras que en Palestina las niños sueñan con matar judíos, las niñas juegan con barbies amortajadas y los imanes lanzan bravatas y patrañas, los “rebeldes” sirios  hacen estallar sus bombas en el momento más inoportuno despedazando a los suyos. Como se aprecia en éste vídeo, desafectos al régimen de Al-Assad discurren por una calle trasportando el cadáver de un rebelde,  entre cánticos de “¡Alá es grande!”, cuando son sorprendidos por la deflagración de un artefacto explosivo de procedencia “amiga”. El esperpentual personaje que graba las escalofriantes escenas, curiosamente, no cesa de gritar: “¡Alá es grande!”, aunque camina entre charcos de sangre, heridos graves y cuerpos desmembrados. Tanto amor a la muerte no puede ser bueno para salud, pero ¡Alá es grande!.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada