Header Ads

Egipto: “A los cristianos coptos no nos queda más que huir del horror islamista”

“A los cristianos coptos no nos queda más que huir del horror islamista”. Desde la caída de Hosni Mubarak “las agresiones hacia nuestra comunidad son constantes” y, asegura, “el triunfo de Mohamed Mursi no hace más que empeorar la situación”.

Desde la caída del dictador, más de 100.000 cristianos han abandonado el país ante el aumento de las agresiones contra la comunidad copta. “Muchos se ven obligados a huir de los pueblos ante las presiones y agresiones para que se conviertan al islam”, asegura Michel Magdi. “El hecho de que la Comisión Electoral archivase nuestras denuncias de fraude es una muestra lo que nos espera con los Hermanos Musulmanes en el poder”.

Tal como informa Marta Riesgo en La Gaceta, sin embargo, la comunidad no está dispuesta a renunciar a sus creencias y ceder ante los radicales. El pasado 5 de julio, un grupo de activistas coptos decidió formar la Hermandad Cristiana. “Para nosotros era muy importante crear una organización para poder resistir ante la marea islamista; buscamos crear un balance en la escena política egipcia”, explica Michel Fahmi uno de los fundadores de la organización.

Pero, a diferencia de los Hermanos Musulmanes, esta organización cristiana busca “luchar de forma pacífica y, sobre todo, legal contra las agresiones que sufre la comunidad cristiana”, dice otro de sus fundadores, Amir Ayad. “Utilizaremos todas las vías legales necesarias para castigar los actos violentos contra los coptos”, explica.

Para las mujeres la situación es aún más delicada. Muchas son secuestradas y obligadas a convertirse al islam. Al menos 550 fueron secuestradas en los últimos cinco años. “Nunca antes se habían visto tantas mujeres con burka en Egipto”, apunta Magdi.

Un informe presentado por la organización Solidaridad Cristiana Internacional (CSI) alerta sobre los constantes abusos y los secuestros de mujeres y niñas coptas en Egipto. El documento critica duramente al Gobierno y las fuerzas de seguridad egipcias por la pasividad mostrada ante las constantes denuncias de familiares. Además, también denuncia el hecho de que “se nieguen a restaurar las identidades religiosas cuando las chicas son rescatadas”. Para poder recuperar su identidad, ellas deben acudir a los tribunales, lo que supone, en muchas ocasiones, unos gastos “inasumibles” para las familias.

“La comunidad internacional debe actuar contra estos actos violentos que atentan contra los derechos humanos”, asegura el portavoz de la organización, Chris Smith. “Estas violaciones no pueden quedar impunes; deben tomar cartas en el asunto”, puntualiza.

“La visita de Hillary Clinton a Egipto y sus palabras de apoyo al presidente islamista suponen un golpe muy fuerte para nuestra comunidad. Cuando más apoyo necesitamos, nos encontramos con unas declaraciones que no hacen más que fomentar el islamismo”, señala Michel Magdi.

Y es que la comunidad copta –10 millones en todo el país– se sintió muy ofendida por la Secretaria de Estado norteamericana. “Esperábamos su apoyo”, dicen.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.