Header Ads

En Líbano han sido investigados 36 culos

Por Dazibao-Ñ-/
El pasado 28 de julio, una unidad especial de la policía libanesa efectuó una redada en un cine donde habitualmente se exhibían películas porno-gay, que finalizó con la detención de 36 varones. Posteriormente, el ano de cada detenido fue analizado y fotografiado, para determinar un posible uso incorrecto (haram) de tan delicada y oculta parte.

En los últimos días de julio, la policía irrumpió en un conocido cine gay de Beirut donde  practicó 36 detenciones; después condujo a los detenidos a  una comisaría, lugar en el que  un médico procedió a un minucioso examen de cada culo. El objeto de la investigación era descubrir, más allá de toda duda, si los cautivos habían practicado el pecado nefando.

Los presuntos sodomitas, inclinados o agachados, debieron exhibir el consonante al galeno, que buscó concienzudo rastros de semen en el recto; luego, el doctor, como los antiguos augures consultando un oráculo, escudriñó los pliegues y dobleces de lo que ha sido llamado el “tercer ojo”; finalmente, fotografió los anos y midió el “ancho” de cada uno, puesto que una desmesurada “amplitud” constituye una prueba irrefutable que delata la práctica de la sodomía.

Todavía se desconoce la identidad de los encarcelados, si han sido liberados o están siendo víctimas de tratos inhumanos y degradantes, lo que produce inquietud en las asociaciones defensoras de los derechos humanos. En concreto, Human Rights Watch ha definido los infames y vejatorios exámenes anales como auténticos actos de tortura, aunque el hecho relatado es poca cosa si lo comparamos con otros de carácter más criminal que diariamente se perpetran en los países de mayoría mahometana.

La injustificada aversión y ridícula inquita que los musulmanes sienten hacia las cosas del culo carece de todo fundamento, como demostró Francisco de Quevedo: “El ojo del culo tiene más imperio y veneración que los demás miembros del cuerpo (...) mirado bien es el más perfecto y bien colocado dél, y más favorecido de la Naturaleza, pues su forma es circular, como la esfera, y dividido en un diámetro o zodíaco como ella. Su sitio es en medio como el sol; su tacto es blando: tiene un solo ojo, por lo cual algunos le han querido llamar tuerto, y si bien miramos, por eso debe ser alabado, pues se parece a los cíclopes , que tenían un solo ojo y descendían de los dioses del ver”.

Quevedo también exaltó la condición transgresora del culo: “Mas volviendo al culo, ¡que de grandes firmas ha iluminado! (...) *¡qué de libros , como el Corán,  ha gastado!”. Y en defensa de la inocencia del ano, el ínclito autor dejó escrito: “¿Cuándo se habrá visto que por ser testigo  de vista hayan ahorcado a nadie por él, como por los de la cara, que con decir lo que vieron forman sus calumnias los escribanos?”.

A no pocos musulmanes los pierde el heterodoxo uso del culo; otros, como los compadres de Webislam, lo pierden corriendo hacia la Embajada de Irán, cubil en el que se halla el representante de un régimen que ahorca a homosexuales menores de edad, pero que, sin embargo, autoriza las relaciones pedófilas con niñas de 9 años.

*Texto original:"¡Qué de libros de los hombres más doctos ha gastado!"

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.