Header Ads

Clérigos egipcios "moderados" exigen que sean asesinados los productores de un vídeo sobre Mahoma

Dos clérigos moderados egipcios han pedido en las mezquitas que cese la violencia en las calles, por cuanto sólo quienes han producido la película blasfema que ofende al “Profeta” deben morir en aplicación de la Sharía.

En tiempos de tribulación se agradecen las muestras de “cordura” de los buenos  musulmanes moderados, que utilizan su enorme autoridad moral para templar gaitas y pacificar los ánimos, como es el caso de los prestigiosos jurisconsultos Mahamoud Shabaan y Ahmed Mahlawi quienes  exigen dar muerte sólo a los autores materiales del video que veja a la persona del Mensajero de Alá, pero no a cualquier infiel.

Mahamoud ha declarado que los autores materiales de la película que escarnece... o define al Enviado de Alá deben ser juzgados y ejecutados. Y ha añadido: “Esas personas merecen tener de un juicio justo lo antes posible, pero deben ser condenados a la pena de muerte. Otro prestigioso clérigo moderado, Ahmed Mahalawi, dijo el viernes en Alejandría: “Exijo que sean castigados quienes ofenden al “Profeta, que la bendición de Alá descienda sobre él, y afirmo que derramar la sangre de los ofensores es un deber legal”. Igualmente, Ahmed cree conveniente que únicamente los autores de la película, así como los cooperadores necesarios, cómplices y encubridores pasen a mejor vida como impone la Sharía.

Los atrabiliarios Mahamoud y Ahmed son considerados “moderados” porque en sus soflamas no han hecho airados llamamientos a una degollina general de infieles. Sin embargo, por un hecho tan anodino cual es la crítica humorística a un dudoso personaje religioso responden a la manera de Belén Estaban: “Yo por el Profeta mato”. Y ambos tontos del culo ordenan dar muerte miserable a unas personas que han basado su producción cinematográfica en el Corán y los jadices, textos “ canónicos” donde se describe a Mahoma como un ser violento, lujurioso, pedófilo, hipócrita, farsante y de mente averiada. Pero los islamitas, que rotos por el dolor asesinan, torturan e incendian embajadas, prefieren dar muerte a judíos y cristianos antes que admitir lo que se manifiesta en el Corán y los jadices: Mahoma era un enfermo mental y un pervertido sexual.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.