publi

La policía francesa ha detenido en La Rochelle a un mahometano por incitación al asesinado del editor de la revista satírica Charlie Hebdo. En Pakistán, han muerto 23 personas y otras 200 han resultado heridas de diversa consideración durante la celebración del Día del amor al Profeta.

“Muhámmad”, el seguidor del “Profeta" que lanzó un llamamiento desde una web islamista para que el editor de la revista satírica Charlie hebdo fuera decapitado ya ha sido detenido en La Rochelle y  se encuentra a buen recaudo. El atrabiliario y torpe muslim, que dejó escrito: “Lo esencial es no dejar al editor vivir en paz”... será acusado de un delito de incitación al asesinato.



Otros histriones vociferantes, tan estrafalarios y risibles como “Muhámmad”,  han recorrido las calles de París durante el fin de semana, para protestar por la publicación de las caricaturas que escarnecen al “Profeta”, un sujeto que violó a una niña de 9 años llamada Aisha. El sábado fue rico en algarabías morunas, pero los enfrentamientos más graves tuvieron lugar frente a la legación diplomática de EE.UU, donde la policía practicó 150 detenciones.



El week end paquistaní también ha sido azaroso, aunque allí no han mostrado los muslimes su furia por la publicación de unas estampas francesas subidas de tono en las que se injuria al Mensajero de Alá, sino por un vídeo blasfemo Made in USA que veja al Enviado de Alá.

El sábado, Día del amor al “Profeta”,  nadie se fue de picnic en Pakistán, puesto que todos estaban convocados a participar en una jornada de repudio contra los autores de un vídeo blasfemo que se ha saldado con 23 muertos, varios cines incendiados, una iglesia reducida a cenizas, 200 heridos y numerosos comercios y automóviles destrozados. Los muslimes, siempre tan proclives a la histeria, no tienen remedio... como los batasunos y los nacionalistas catalanes.

Ha sido detenido un musulmán por hacer un llamamiento para que sea decapitado el editor de Charlie Hebdo.

La policía francesa ha detenido en La Rochelle a un mahometano por incitación al asesinado del editor de la revista satírica Charlie Hebdo. En Pakistán, han muerto 23 personas y otras 200 han resultado heridas de diversa consideración durante la celebración del Día del amor al Profeta.

“Muhámmad”, el seguidor del “Profeta" que lanzó un llamamiento desde una web islamista para que el editor de la revista satírica Charlie hebdo fuera decapitado ya ha sido detenido en La Rochelle y  se encuentra a buen recaudo. El atrabiliario y torpe muslim, que dejó escrito: “Lo esencial es no dejar al editor vivir en paz”... será acusado de un delito de incitación al asesinato.



Otros histriones vociferantes, tan estrafalarios y risibles como “Muhámmad”,  han recorrido las calles de París durante el fin de semana, para protestar por la publicación de las caricaturas que escarnecen al “Profeta”, un sujeto que violó a una niña de 9 años llamada Aisha. El sábado fue rico en algarabías morunas, pero los enfrentamientos más graves tuvieron lugar frente a la legación diplomática de EE.UU, donde la policía practicó 150 detenciones.



El week end paquistaní también ha sido azaroso, aunque allí no han mostrado los muslimes su furia por la publicación de unas estampas francesas subidas de tono en las que se injuria al Mensajero de Alá, sino por un vídeo blasfemo Made in USA que veja al Enviado de Alá.

El sábado, Día del amor al “Profeta”,  nadie se fue de picnic en Pakistán, puesto que todos estaban convocados a participar en una jornada de repudio contra los autores de un vídeo blasfemo que se ha saldado con 23 muertos, varios cines incendiados, una iglesia reducida a cenizas, 200 heridos y numerosos comercios y automóviles destrozados. Los muslimes, siempre tan proclives a la histeria, no tienen remedio... como los batasunos y los nacionalistas catalanes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada