Header Ads

Mahoma, según sugiere un destacado científico alemán, tenía su capacidad cognitiva deteriorada

Un científico alemán está siendo investigado por haber publicado un libro en el que  sugiere algo evidente: Mahoma, el mensajero de Alá, estaba loco.

Armin Geus, Profesor Emérito de Historia de la Medicina en la Universidad de Marburg, está siendo investigado por insinuar en su último libro (la Enfermedad del Profeta) que Mahoma tenía su capacidad cognitiva sensiblemente deteriorada. En concreto, Geus apunta a la posibilidad de que el Enviado de Alá padeciera una esquizofrenia paranoide de carácter alucinatorio, lo que explicaría sus desvaríos, delirios y extravagancias.

En respuesta al riguroso estudio del profesor Geus, La Academia Rey Fahd, engendro radical wahabita subvencionado con los dineros de Arabia Saudí, ha interpuesto una querella contra el mencionado investigador alemán por “incitación al odio de los pueblos” y “ ofender a las religiones y corrientes filosóficas”...Sorprendentemente, la querella, que atenta contra la Libertad de Expresión y recuerda el inquisitorial Index, ha sido admitida a trámite, para gozo de quienes los jueves decapitan en Riad a ladrones, pendones, apóstatas y sodomitas.

Mahoma estaba tan enloquecido como el paquistaní que el 1 de septiembre asesinó a tiros a su hermana porque la halló en posesión de un móvil... y es que la tenencia del aparato evidenciaba, más allá de toda duda razonable, la existencia de una relación ilícita de la joven de 18 años con algún varón. Las luces del Enviado de Alá eran tan escasas como las de Amal Ahmed Abdullahi,  una loca mahometana de Nashville, que el 8 de septiembre estuvo dando la murga a sus compañeros de trabajo con la milonga de que los infieles debían ser exterminados. El “Profeta” tenía la cabeza ida cuando afirmó que Alá, el Clemente, le impuso el deber de violar a una niña de 9 años llamada Aisha...el Cartero de Alá tuvo menos entendimiento que Blanquita, la cabra de la Legión.

La  severa patología de Mahoma, abundosa en imprecaciones al odio contra los infieles, se hizo patente un 11 de septiembre. La cólera  del iluminado, transmitida a sus secuaces durante siglos, nos alcanzó en tal fecha. Y en España, los subvencionados de Webislam no cesan de predicar que fueron los judíos quienes lanzaron el mortífero ataque contra las Torres Gemelas, lo que demuestra, una vez más, que el islam enloquece a sus adeptos.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.