publi

Un centenar de musulmanes asaltaron en la mañana del pasado viernes la principal iglesia de Zinder, segunda ciudad de Níger, según ha denunciado el padre Joseph Guvvala, vicario de San Gérard de Dogountuchi (Níger). Eran por la mañana cuando el grupo de personas irrumpió en el templo rompiendo la puerta, según ha relatado a Guvvala el vicario de Zinder, el padre Leo Lawrence.

De inmediato empezaron a saquear y quemar todo lo que encontraban a su paso. A continuación, se dirigieron al altar donde se encontraba la imagen de la Virgen, la cogieron y organizaron una mofa en forma de procesión al grito de «Alá es grande» antes de destrozarla. Seguidamente atacaron el colegio que se encuentra junto a la iglesia, donde destrozaron las clases y el mobiliario.

Los crisitianos de Zinder, ciudad a unos 250 kilómetros de la frontera con Nigeria, temen por su integridad. «Los curas, las monjas y los cristianos de Zinder ruegan que se rece por ellos y por la paz en Zinder», añade Joseph Guvvala.

El asalto a este templo coincidió con una convocatoria de viernes de la ira en numerosos países musulmanes, como Níger, para protestar por la película «La inocencia de los musulmanes», una parodia del profeta Mahoma en la que este es abiertamente insultado.

Musulmanes procesionan una Virgen al grito de «Alá es grande» antes de romperla

Un centenar de musulmanes asaltaron en la mañana del pasado viernes la principal iglesia de Zinder, segunda ciudad de Níger, según ha denunciado el padre Joseph Guvvala, vicario de San Gérard de Dogountuchi (Níger). Eran por la mañana cuando el grupo de personas irrumpió en el templo rompiendo la puerta, según ha relatado a Guvvala el vicario de Zinder, el padre Leo Lawrence.

De inmediato empezaron a saquear y quemar todo lo que encontraban a su paso. A continuación, se dirigieron al altar donde se encontraba la imagen de la Virgen, la cogieron y organizaron una mofa en forma de procesión al grito de «Alá es grande» antes de destrozarla. Seguidamente atacaron el colegio que se encuentra junto a la iglesia, donde destrozaron las clases y el mobiliario.

Los crisitianos de Zinder, ciudad a unos 250 kilómetros de la frontera con Nigeria, temen por su integridad. «Los curas, las monjas y los cristianos de Zinder ruegan que se rece por ellos y por la paz en Zinder», añade Joseph Guvvala.

El asalto a este templo coincidió con una convocatoria de viernes de la ira en numerosos países musulmanes, como Níger, para protestar por la película «La inocencia de los musulmanes», una parodia del profeta Mahoma en la que este es abiertamente insultado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada