publi

Durante la última década, Arabia Saudí ha sido la mayor fuente de donaciones de los estados islámicos, así como el de las mayores aportaciones monetarias por parte de las familias reales a la universidades británicas. Gran parte de esta financiación se destina al estudio del Islam, Oriente Medio y a la literatura Árabe.

[caption id="attachment_138141" align="alignleft" width="300"] Universidad de Oxford en Inglaterra[/caption]

Una parte de este dinero fue a parar a los establecimientos de estudio de centros islámicos. En el 2008, el príncipe Alwaleed bin Talal donó 8 millones de euros a universidades de Cambridge y a Edimburgo, para este propósito.

La universidad de Oxford ha sido el mayor beneficiario de la ayuda saudita. En el año 2005, el difunto principe llamado Sultan, dio 2 millones euros al Museo Ashmolean. En el 2001, el rey Abdul Aziz dono un millón de euros para la fundación del centro de Medio Oriente.

Hay otros muchos donantes que financian a las universidades británicas. El sultán de Omán, Qaboos bin Said, donó 3,1 millones euros a Cambridge para financiar dos puestos, incluyendo el de un catedrático de árabe.

Según indica el blog EuropaHoy, la mayor donación conjunta que se conoce por el momento, fueron los 75 millones de euros que se les dio a la universidad de Oxford, dinero que fue destinado al centro de estudios islámicos. Dicha financiación fue apoyada por 12 países musulmanes.

El jeque Sultán bin Mohammed Al-Qassimi, de Emiratos Árabes Unidos, también ha apoyado al centro islámico de estudios islámicos de la universidad de Exeter, con mas de 5 millones de euros todos los años desde el año 2001. La universidad de Gales, también ha recibido suculentas donaciones gracias al jeque Sheikh Khalifa bin Zayed Al-Nahyan, que es gobernante de Abu Dhabi.

Mientras que los estudios islámicos son el blanco popular de los donantes, el apoyo a esta materia no está restringida. La Escuela de Negocios de la universidad de Oxford fue creada por Wafic Said, un saudí con nacionalidad siria que donó 23 millones a la causa.

Las donaciones no son los únicos vínculos financieros de los musulmanes del golfo pérsico. Según el Observatorio de la Educación Superior sin Fronteras, una de cada 200 universidades abiertas para universidades de todo el mundo se encuentra en Qatar o Emiratos Árabes Unidos, lo que se traduce en que Emiratos cuenta con 37 sucursales y Qatar con 10.

La universidad de Londres cuenta con un campus arqueológico en Qatar. Otras escuelas y universidades que cuentan con bases en Dubai, son la Heriot-Watt de Bolton, que es una escuela de negocios de Londres, así como la Manchester Business School, la Cass Business School y la universidad de Middlesex.

Todos estos campus satélite tienen dos propósitos, uno de ellos es la de poder ampliar los estudios superiores con rapidéz en los países musulmanes y así aumentar su capacidades de estudio. El otro propósito es poder acceder a los mercados potencialmente lucrativos.

La ideología totalitaria islámica llega a las universidades europeas: Universidades británicas financiadas con fondos saudíes

Durante la última década, Arabia Saudí ha sido la mayor fuente de donaciones de los estados islámicos, así como el de las mayores aportaciones monetarias por parte de las familias reales a la universidades británicas. Gran parte de esta financiación se destina al estudio del Islam, Oriente Medio y a la literatura Árabe.

[caption id="attachment_138141" align="alignleft" width="300"] Universidad de Oxford en Inglaterra[/caption]

Una parte de este dinero fue a parar a los establecimientos de estudio de centros islámicos. En el 2008, el príncipe Alwaleed bin Talal donó 8 millones de euros a universidades de Cambridge y a Edimburgo, para este propósito.

La universidad de Oxford ha sido el mayor beneficiario de la ayuda saudita. En el año 2005, el difunto principe llamado Sultan, dio 2 millones euros al Museo Ashmolean. En el 2001, el rey Abdul Aziz dono un millón de euros para la fundación del centro de Medio Oriente.

Hay otros muchos donantes que financian a las universidades británicas. El sultán de Omán, Qaboos bin Said, donó 3,1 millones euros a Cambridge para financiar dos puestos, incluyendo el de un catedrático de árabe.

Según indica el blog EuropaHoy, la mayor donación conjunta que se conoce por el momento, fueron los 75 millones de euros que se les dio a la universidad de Oxford, dinero que fue destinado al centro de estudios islámicos. Dicha financiación fue apoyada por 12 países musulmanes.

El jeque Sultán bin Mohammed Al-Qassimi, de Emiratos Árabes Unidos, también ha apoyado al centro islámico de estudios islámicos de la universidad de Exeter, con mas de 5 millones de euros todos los años desde el año 2001. La universidad de Gales, también ha recibido suculentas donaciones gracias al jeque Sheikh Khalifa bin Zayed Al-Nahyan, que es gobernante de Abu Dhabi.

Mientras que los estudios islámicos son el blanco popular de los donantes, el apoyo a esta materia no está restringida. La Escuela de Negocios de la universidad de Oxford fue creada por Wafic Said, un saudí con nacionalidad siria que donó 23 millones a la causa.

Las donaciones no son los únicos vínculos financieros de los musulmanes del golfo pérsico. Según el Observatorio de la Educación Superior sin Fronteras, una de cada 200 universidades abiertas para universidades de todo el mundo se encuentra en Qatar o Emiratos Árabes Unidos, lo que se traduce en que Emiratos cuenta con 37 sucursales y Qatar con 10.

La universidad de Londres cuenta con un campus arqueológico en Qatar. Otras escuelas y universidades que cuentan con bases en Dubai, son la Heriot-Watt de Bolton, que es una escuela de negocios de Londres, así como la Manchester Business School, la Cass Business School y la universidad de Middlesex.

Todos estos campus satélite tienen dos propósitos, uno de ellos es la de poder ampliar los estudios superiores con rapidéz en los países musulmanes y así aumentar su capacidades de estudio. El otro propósito es poder acceder a los mercados potencialmente lucrativos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada