publi

El pasado lunes, Malala fue trasladada de un hospital militar en Pakistán a una clínica en Birmingham donde también son tratados soldados heridos. El hospital informó que la familia de Malala sigue en Pakistán.

Pocos días después de su llegada a un hospital del Reino Unido, la joven paquistaní Malala Yousafzai, atacada a tiros por talibanes por su defensa de la educación de las niñas, ya puede ponerse de pie con ayuda y comunicarse, dijo el viernes Dave Rosser, del hospital Queen Elizabeth en Birmingham.

"Se comunica muy libremente, está escribiendo", indicó. Está "cómoda y estable", añadió, aunque explicó que actualmente la niña no puede hablar debido al tubo de la traqueotomía. "Está muy bien", dijo el médico.

Malala escribía un blog para el servicio en urdu de la BBC en el que detallaba las atrocidades de los talibanes. La joven, de 15 años, ya recibió 2.300 cartas en las que la gente le da aliento y le promete apoyo.

En Pakistán se había informado inicialmente que tenía 14 años. La familia de la joven en Pakistán confirmó que Malala nació el 12 de julio de 1997, por lo que tiene 15 años.

Según explicó Rosser, Malala deberá ser sometida a una cirugía reconstructiva en las próximas semanas. "Malala aún presenta algunos signos de infección que probablemente se deban al impacto de la bala, lo que es nuestra principal preocupación ahora", dijo.

"No puede hablar ahora, pero no hay motivos para pensar que no podrá hablar una vez que le saquemos el tubo, lo que podría suceder en los próximos días", añadió.

La adolescente fue atacada hace casi dos semanas en el pueblo de Mingora, en el valle de Swat por los talibanes, lo que desató la indignación tanto en Pakistán como en el resto del mundo.

El pasado lunes, Malala fue trasladada de un hospital militar en Pakistán a una clínica en Birmingham donde también son tratados soldados heridos. El hospital informó que la familia de Malala sigue en Pakistán.

Malala, la niña heroica que se opuso a los talibanes solo puede comunicarse a través de notas

El pasado lunes, Malala fue trasladada de un hospital militar en Pakistán a una clínica en Birmingham donde también son tratados soldados heridos. El hospital informó que la familia de Malala sigue en Pakistán.

Pocos días después de su llegada a un hospital del Reino Unido, la joven paquistaní Malala Yousafzai, atacada a tiros por talibanes por su defensa de la educación de las niñas, ya puede ponerse de pie con ayuda y comunicarse, dijo el viernes Dave Rosser, del hospital Queen Elizabeth en Birmingham.

"Se comunica muy libremente, está escribiendo", indicó. Está "cómoda y estable", añadió, aunque explicó que actualmente la niña no puede hablar debido al tubo de la traqueotomía. "Está muy bien", dijo el médico.

Malala escribía un blog para el servicio en urdu de la BBC en el que detallaba las atrocidades de los talibanes. La joven, de 15 años, ya recibió 2.300 cartas en las que la gente le da aliento y le promete apoyo.

En Pakistán se había informado inicialmente que tenía 14 años. La familia de la joven en Pakistán confirmó que Malala nació el 12 de julio de 1997, por lo que tiene 15 años.

Según explicó Rosser, Malala deberá ser sometida a una cirugía reconstructiva en las próximas semanas. "Malala aún presenta algunos signos de infección que probablemente se deban al impacto de la bala, lo que es nuestra principal preocupación ahora", dijo.

"No puede hablar ahora, pero no hay motivos para pensar que no podrá hablar una vez que le saquemos el tubo, lo que podría suceder en los próximos días", añadió.

La adolescente fue atacada hace casi dos semanas en el pueblo de Mingora, en el valle de Swat por los talibanes, lo que desató la indignación tanto en Pakistán como en el resto del mundo.

El pasado lunes, Malala fue trasladada de un hospital militar en Pakistán a una clínica en Birmingham donde también son tratados soldados heridos. El hospital informó que la familia de Malala sigue en Pakistán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada