Header Ads

Malala mejora pero su situación no está exenta de peligro

La pequeña había destacado por su férrea defensa del derecho de las niñas a la educación y se había hecho famosa por el diario que publicaba en la edición en urdu de la BBC.

Malala Yousafzai impresiona a los médicos británicos “por su fortaleza y su entereza”. La niña paquistaní de 14 años a la que los talibanes intentaron asesinar por su campaña en defensa del derecho de las niñas a la educación, llegó ayer a Reino Unido y está siendo tratada en el Queen Elizabeth Hospital de Birmingham, especializado en cuidados intensivos y destino principal de los soldados británicos heridos en Afganistán.

El doctor David Rosser, director médico del hospital, ha explicado que la niña ha pasado bien su primera noche pero aún no se puede cantar victoria sobre su recuperación. “Queda mucho camino por recorrer y todavía no está fuera de peligro, pero en estos momentos somos optimistas y creemos que las cosas van en la buena dirección”, declaró.

Malala fue trasladada en un avión-ambulancia desde Pakistán el lunes, una semana después de que un hombre que la llamó antes por su nombre le disparara tres tiros, uno de ellos en la cabeza y otro en el cuello.

La pequeña había destacado por su férrea defensa del derecho de las niñas a la educación y se había hecho famosa por el diario que publicaba en la edición en urdu de la BBC.

Los talibanes, que defienden que el Corán prohíbe a las mujeres el acceso a la educación, han intentado acabar con su campaña a balazos.

La niña está bajo intensa protección en el hospital para evitar que alguien intente culminar el trabajo que no pudieron completar en las calles de Mingora, en el paquistaní valle del Swat.

Los equipos de vigilancia impidieron ayer por la noche el acceso de un grupo de gente que quería transmitirle a la niña sus mejores deseos. El doctor Rosser describió ese incidente como “irritante” pero declaró sentirse “cómodo” con las medidas de seguridad adoptadas.

Inaugurado en 2010, este hospital público dispone de la mayor unidad de cuidados intensivos del mundo, con una capacidad de 100 camas, y es el principal centro británico especializado en trasplantes de hígado, corazón y pulmones.

En él se aloja también el Centro Real de Medicina para la Defensa, que atiende al personal militar herido en los conflictos en los que está implicado el ejército británico.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.