Header Ads

Columnista de Hamas pide limitar el movimiento a las mujeres ya que propagan enfermedades

A raíz de un reciente brote de gripe porcina en la Ribera Occidental, que luego se esparció hacia Gaza también, Issam Shawer, columnista del diario de Hamas Falastin, escribió que las mujeres son las peores transmisoras de enfermedades, ya que tienden a reunirse en grupos y moverse de un lugar a otro. Este les aconsejó llevar puesto el niqab, diciendo que las protege de infecciones, y llamó a limitar sus movimientos en los próximos meses con el fin de frenar la propagación de gérmenes.

Lo siguiente son extractos de su artículo:[1]

"El virus de la gripe porcina, H1N1, se está propagando a través de las ciudades de Cisjordania, especialmente las del norte. Cuatro personas han muerto hasta ahora y decenas están enfermas, y las cifras van en aumento, [aunque] esperamos que paren.

Creo que las mujeres son las transmisoras más numerosas y rápidas de enfermedades virales y epidemias tales como la gripe porcina, y no estoy haciendo acusaciones sin fundamento cuando las describo como tales. Esto es especialmente cierto en las sociedades árabes como la nuestra, que siguen costumbres positivas y agradables, pero también son mortales en ciertas circunstancias inusuales. Por ejemplo, cuando existe la necesidad de realizar una visita de condolencia, las mujeres salen de cada esquina y acuden desde todas direcciones, incluso de lejos, y luego se congregan en un lugar. Ellas confortan a la familia y también intercambian historias - esto es muy importante para ellas - y diseminan noticias y rumores, pero también diseminan los virus que flotan en el aire sofocante. Luego se dispersan, y muchas se van a realizar alguna otra función en algún otro hogar o salón. Por eso creo que las mujeres son las que más rápido transmiten las epidemias.

Algunas de ellas toman las precauciones necesarias y usan mascarillas cuando están solas, y sin embargo, cuando se reúnen, se quitan las mascarillas para charlar y hacer lo que mejor saben hacer, intercambiar novedades. Pero los virus también encuentran su camino hacia nuevas víctimas de esta manera. Hay pruebas definitivas de que lo que hemos dicho aquí sobre las mujeres es cierto. Por lo tanto, deben entender que el deber de proteger la vida y la salud de la sociedad es mayor que otras tareas que se pueden realizar de forma menos dañina. Además, no podemos dejar de mencionar la ventaja del niqab, usado por las mujeres musulmanas devotas, en protegerlas contra enfermedades contagiosas.

Los hombres también juegan un papel en la propagación de las infecciones, pero ya que se mantienen ocupados, y son más lentos para cumplir con sus deberes sociales y seguir las costumbres tradicionales, tienen un papel menor en esto comparado con el ´otro bando´. Sin embargo, pueden ayudar a detener la propagación de enfermedades evitando algunas costumbres inadecuadas como el besar gente en bodas y funerales y servir café en vasos no desechables. También pueden jugar un papel más importante en la lucha contra las enfermedades imponiendo restricciones más estrictas a los movimientos y reuniones de las mujeres en la familia, tan amplio como sea posible... al menos en los próximos tres meses".

FUENTES RELACIONADAS:
[1] Felesteen.ps, 24 de diciembre, 2012.
http://www2.memri.org/bin/espanol/ultimasnoticias.cgi?ID=SD516213

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.