publi

El ejercito lucha contra los terroristas y la democracia se mantiene en Egipto

El 'viernes de la ira' -al que hoy llamaban los Hermanos Musulmanes tras la oración del mediodía- ha arrancado con sangre. Miles de islamistas seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi han salido a manifestarse en las calles de varias ciudades en protesta por el ferreo desalojo de los campamentos islamistas de varias plazas en El Cairo, con 638 muertos y 3.994 heridos, según las cifras oficiales.

Aunque el Ministerio de Sanidad egipcio ha anunciado la muerte de 17 personas, el recuento de las cifras aportadas por fuentes médicas y de seguridad o testigos en diferentes puntos del país arroja una cifra de más de 70 islamistas muertos este viernes, balance que sigue aumentando. Sólo en El Cairo han fallecido, al menos, una cincuentena de islamistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada