publi

Siria exige que la ONU investigue tres nuevos ataques químicos que los rebeldes habrían perpetrado la semana pasada, según declaró el representante permanente de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari.

Jaafari ha dicho a los medios que los ataques tuvieron lugar los días 22, 24 y 25 de agosto en las afueras de Damasco y que los rebeldes usaron gas tóxico contra el Ejército sirio.

“Pedimos a la ONU incorporar tres localizaciones más en los suburbios de Damasco donde los soldados sirios inhalaron gas nervioso, de tal forma que el radio de investigación aumenta en comparación con la fase inicial de la investigación", dijo Jaafari.

Siria se encuentra en estado de guerra y se prepara para el peor desarrollo de los acontecimientos, según declaró Jaafari.

Jaafari dio un breve discurso tras la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en la que los cinco miembros permanentes discutieron un proyecto de resolución propuesto en el Reino Unido. El texto del proyecto acusa a Gobierno de Al Assad por un presunto ataque químico del 21 de agosto y exige una respuesta rápida.

Jaafari acusó a EE.UU., Reino Unido y Francia de ser “parte del problema” y no “una solución a la crisis”. El diplomático aclaró que estos países occidentales suministran armas a “los grupos terroristas armados" en Siria, así como cualquier tipo de apoyo logístico.

Siria pide a la ONU investigar inmediatamente 3 nuevos "ataques químicos"

Siria exige que la ONU investigue tres nuevos ataques químicos que los rebeldes habrían perpetrado la semana pasada, según declaró el representante permanente de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari.

Jaafari ha dicho a los medios que los ataques tuvieron lugar los días 22, 24 y 25 de agosto en las afueras de Damasco y que los rebeldes usaron gas tóxico contra el Ejército sirio.

“Pedimos a la ONU incorporar tres localizaciones más en los suburbios de Damasco donde los soldados sirios inhalaron gas nervioso, de tal forma que el radio de investigación aumenta en comparación con la fase inicial de la investigación", dijo Jaafari.

Siria se encuentra en estado de guerra y se prepara para el peor desarrollo de los acontecimientos, según declaró Jaafari.

Jaafari dio un breve discurso tras la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en la que los cinco miembros permanentes discutieron un proyecto de resolución propuesto en el Reino Unido. El texto del proyecto acusa a Gobierno de Al Assad por un presunto ataque químico del 21 de agosto y exige una respuesta rápida.

Jaafari acusó a EE.UU., Reino Unido y Francia de ser “parte del problema” y no “una solución a la crisis”. El diplomático aclaró que estos países occidentales suministran armas a “los grupos terroristas armados" en Siria, así como cualquier tipo de apoyo logístico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada